31 de marzo de 2012

Los Días-NO

Hay algo que me pasa algunas veces, y es bastante molesto: los Días-NO. Son días en los que tengo un humor horrible, no soporto a nadie ni nada y quiero destruir a la humanidad.
Los Días-NO son muy raros y llegan desprevenidos, convirtiéndome en la persona más odiosa que ustedes puedan llegar a tener a su alrededor. Generalmente, yo soy una tarada que va feliz por todas partes haciendo estupideces con la gente de su entorno mientras dice "¡vengan unicornios! ¡Tengo más droga!" y todos piensan que estoy loca de verdad, cosa que sólo yo sé que no es cierto. Pero, en estos días tan particulares, todo se da vuelta.

Ayer fue un Día-NO. Y justo concuerdo con el Día-NO de Agusleen, así que fue nuestra NO-jornada. Nos molestó absolutamente TODO.

En la escuela todos eran insoportables, gritaban, y la gente que me tiene harta molestaba más que de costumbre. El año pasado sólo tenía a Enemiga Mortal, pero este año se sumó otra: la Gritona. En el fondo todos sabemos que es una pobre tarada que sólo quiere llamar la atención, por lo tanto, grita.

Tengo una amiga, que ahora no se me ocurre ningún seudónimo porque son las cinco de la mañana y quiero ir a dormir pero estoy inspirada, que es algo... sofocante. Quiere estar todo el tiempo conmigo, me sigue a todas partes, me dice cosas que a veces no entiendo, y yo la quiero y es genial, pero me "ahoga" un poco. Otra que Enemiga Mortal... tenemos amigas en común, pero siempre que quiero hablar con alguna de ellas se le pega y no me deja decir nada, o con mi amiga hablamos "en código" o términos que nosotras entendemos... Por ejemplo, el otro día le decía "¿Qué onda, mi guachina?" (porque somos de decir esas pavadas), y E.M viene y dice "Weee, 'mi guachina', qué te creé', querida...".
A veces creo que piensa que sus amigas son de su exclusiva propiedad, por lo tanto la tienen que acompañar a todas partes, hacerle cartitas diciéndole cuánto la quieren y comprarle cosas en el quiosco carero de la escuela. Y un día me voy a hartar, voy a llevar un hacha, voy a decir "careful with that axe, Eugene..." y voy a matar a todos mientras grito como en la canción; pero no, no tengo hacha ni sé cantar.


Bueno, yo estaba hablando de estos días particulares. Hoy teníamos que ver una película, "Iluminados por el fuego" (que me dio ganas de llorar), y cuando el profesor se iba a preceptoría o a dónde demonios se haya ido, los Insoportables empezaban a gritar y poner cumbias en sus celulares. Lo que ocurrió, en palabras de Agusleen:

(la Gritona) primero estaba gritando en el medio de una película justo cuando se va el profesor (es re inteligente, PELOTUDA) y le grité que se calle y me dijo 'eeeh pará nena' con todo lo villero y yo le grité 'pará vos!' y se quedó pilla, le re cabió, con cara de whatthefuck.
Y bueno, después de que a la Gritona le haya cabido con cara de whatthefuck (?), siguieron muchos hechos que me hicieron considerar cambiarme de escuela, cosa que pensaba hacer luego de terminar tercer año pero me parece que me cansaron todos y lo voy a hacer el año que viene, no sé.


En fin, llegué a mi casa y me dolían los dientes gracias a los malditos aparatos, no encontraba el Nesquik o como miércoles se escriba para hacerme la leche y misteriosamente despareció una de las remeras de Pink Floyd que me quería poner. En fin, luego vino Agusleen, descargamos nuestro odio/bronca contra la gente, charlamos sobre nuestras compañeras de 13 años que ya quieren ir a boliches mientras que yo me muero por jugar a la Play Station porque nunca en mi vida lo hice, y nos reímos de un pobre aspirante a guachiturro de no más de 10 años que se hacía piercings con el Paint:


Rídiculo.
También razoné que los palitos engordaban, que la botella de Aquarius es una porquería, que porque tengo 12 años soy una "nenita" (acontecimiento sucedido unas horas antes que no es importante relatar) y que es la tercera vez que me caigo de la escalera de la cama.


Mi Día-NO ya no manifiesta signos de querer continuar, así que tendré que ir a dormir e intentar tener sueños flasheros, porque la otra vez soñé que lo conocía a Roger Waters (los debo tener re podridos con este tema y lo sé, pasa que es la emoción que conlleva toda su visita al país), y parece que él ya me conocía y yo tenía la re vergüenza, y nos sentábamos en un lugar que era como un campo, yo luchaba para no tener un infarto... en un momento le pregunté "¿me... puedo... apoyar?" (en su brazo) y me miraba como con una cara de "¿qué demonios me estás preguntando?" pero me apoyé igual y estaba re cómoda y pensaba "le voy a cortar mechones de pelo así me los llevo a la vida real como en la película de Freddy Krueger cuando Nancy se llevaba el sombrero de tipo, si es que todavía no nos casamos y esto es la vida real (?)" pero me tuve que levantar y tener frío para ir a gimnasia. Decepción. Desde ese día estoy intentando continuar el sueño.

19 de marzo de 2012

Fin de semana loco

Como creo que ya dije, el fin de semana intenté conseguir un autógrafo de Roger Waters. Les aviso que no lo conseguí.


El sábado me llevó mi tía, llegamos al Faena más o menos al mediodía. Teníamos el número 240. La fila doblaba la esquina (y eso que la cuadra es larga), y nosotras estábamos casi en la esquina. 


Intentaba no aburrirme. Había al lado nuestro un grupo de jóvenes re copados (uno tocaba "Shine on you crazy diamond" con la guitarra y le salía re bien). Me entretuve escuchándolos y cantando (tengo que estar emocionada para cantar, eh). Después mi tía se fue a buscar algo para comer porque yo había desayunado un chupetín (qué saludable).
A medida que pasaba el tiempo se me dormían las piernas. No sabía si leer, dormir, escuchar música o practicar lo que le iba a decir. Después comentamos eso con Agusleen en facebook:


En fin, estaba practicando qué decirle.
También llamaba a Mile para ver si venía o no, y le contaba las novedades.


Después de varias veces que jodían con que salía, que no salía, que le firmaba a los primeros 100 o que no le firmaba a nadie, la fila empezó a avanzar. 
La gente gritaba, otra gente protestaba por la gente que gritaba... yo temía tener algún ataque de nervios/emoción/whatever y que tuvieran que llamar a la asistencia médica.


En un momento que empezaron a gritar todos supimos que había salido, mi tía fue a ver si estaba y yo no quise ir porque soy una reverenda idiota porque quería guardar la "sorpresa". Y así es como ese día no lo vi.


Me puse a llorar, mi tía llamaba a una amiga y descargaba su bronca telefónicamente. En eso me tocan el hombro. ¡Era Mile!


-Ay... hola Mile! Ya se fue, y no me firmó nada...
-¿Cómo que no te firmó nada? Yo te dije que es un forro!
Y se empezó a reír porque yo lloraba, y me hizo reír a mí también.


Lo bueno de ese día fue que la conocí, paseamos un rato por Puerto Madero y criticamos guachiturros.


El domingo me llevó mi papá. Se copó esta vez.
Debo confesar que mi número era del día anterior. Jamás me lo borré, y esperé en la fila con ese número. Sirvió de algo.


Había chicos copados también, con los que sociabilicé (yo, yo sociabilicé!), jodimos sobre los guachiturros y culisueltas, planeamos "cascotearle el rancho a Roger", secuestrarlo y vender sus canas a 600 euros cada una. Me divertí.


Fui a chusmear a la esquina, vi que salió y me re emocioné. Me planté enfrente de los policías y me dispuse a mirar e intentar sacar fotos.


Mi número no llegaba ni a palos. Pero por lo menos lo ví :D


¡Y me saludó! Les cuento:
Estaba ahí, mirándolo, y estaban los policías que me impedían pasar, y yo grité:
-¡ROGEEEEEEEEEEEEER!
Y uno de por ahí me gritó:
-¡CALLATE, PELOTUDA!
¡Y Roger miró hacia donde estaba yo, sonrió y movió la mano, saludándome! ¡Todavía no lo puedo creer!
Siempre lo recordaré como uno de los momentos más felices de mi vida.


Yo lo veía, me resultaba increíble que estuviera tan cerca de él, y lo escuchaba hablar, "¡quick, quick!", y agitaba la mano, apurando a todos. ¡Fue genial! ¡Lo escuché hablar en vivo y en directo, lo tuve a unos metros, y hasta me saludó!


Cuando llegué a mi casa y le conté a mi abuela, me emocioné de nuevo y me puse a llorar. "Ay, vos estás enamorada del viejo ese!", me dijo. Creo que tengo que empezar a reconocerlo. Ai lov iu Roger (?)

16 de marzo de 2012

Tonto, pero genial


Abii es genial. Esta carta fue más convincente que la mía, que eran como tres hojas expresando la alegría que me daría que Roger Waters me firme el CD.


Si tengo suerte hoy, la termino de convencer a mi tía :D


P.D: No puedo usar hojas Laprida, son cualquiera!

13 de marzo de 2012

Aventura de un día de lluvia

Salía de la escuela, y tenía que ir a Padua con mi abuela. 
Pasamos por una casa que está abandonada desde que tengo memoria. En la vereda había una señora parada.
La señora nos dice "Hay una tortuga". Y la vimos: mediana, metida adentro de su caparazón. ¡Tan tierna! Y no sabíamos qué hacer.


-Aww... ¡yo la quiero!
-No... ¡me da impresión!
-Pero daaaaaaale... ¿me la puedo quedar?


Al final me la terminé llevando. No tenía dónde ponerla, así que la tenía medio haciendo equilibrio entre las manos.


Fuimos a una negocio y preguntamos si tenían alguna caja vacía para llevar a la tortuguita. Afuera habían tirado algunas, y agarramos una que no estaba tan húmeda.


Mi abuela fue hasta la carnicería, y yo la esperé en la vereda de enfrente, con "mi" tortuga en la cajita. En eso, veo que se mueve. Y saca la cabeza, y luego las patitas. Y se empieza a mover. ¡Pero se movía rapidísimo! Estiraba el cuello afuera de la caja, me daba ternura e impresión (no la quería tocar tenía miedo de que me mordiera)


Como estaba esperando afuera de un local de Solo Deportes, veo que sale una vendedora, y me dice "Ay, ¿es tuya?", y le expliqué que me la encontré en la calle. Me dijo "parece que es de agua, fijate en los colores... llevala a la vetrinaria de la otra cuadra y preguntales"


Yo no podía ir sola a la veterinaria, así que me quedé esperando un rato más en la vereda. La tortuga se movía, rasgaba la caja con las uñitas, como queriendo salir. Me daba lástima... yo la quería tener conmigo.


Pasó una pareja con una nena, y me preguntaron si era de agua. "No sé, me la encontré en una vereda cuando salí de la escuela". Les dije que yo la quería pero que si era de agua no la podía tener. Me ofrecieron de llevarla a la veterinaria porque les dije que yo me tenía que ir a otro lado. Y se llevaron a la tortuguita, nomás.


Me sentí bien ayudando a un animalito. Y gracias a estas personas que la llevaron y la pudieron salvar también =D

12 de marzo de 2012

Roger Waters! :D

No encuentro palabras para expresar lo genial que fue el recital de Roger Waters. No creo poder volver a ir a algún concierto y decir que fue genial, porque este superó todo.


Les voy a contar...
Fuimos con la amiga de mi tía y su marido, en auto, y el tránsito estaba re lento (tenía miedo de llegar tarde). Cuando íbamos caminando hasta la cancha yo me estaba re cansando y me faltaba el aire (estaba re emocionada), entonces le decía a mi tía que me preguntara la lista de canciones así me entretenía un poco. Eso sirvió.


Entramos al estadio con miedo que nos digan algo por la cámara pero ni siquiera me abrieron la mochila. Una botellita de agua salía $20 (y compramos dos)


Al principio nos ubicamos en un lugar desde donde se veía re bien, pero estaba medio aplastada contra una baranda y atrás mío había un tipo que fumaba y cuando exhalaba el humo lo respiraba todo yo, así que nos tuvimos que ir para otro lado (cuando estábamos ahí se me caían las lágrimas de tan sólo ver el escenario)
Fuimos hasta la otra "puerta", y volvimos hasta el sector donde ya estábamos. Había unos chicos de primeros auxilios que no nos dejaban estar en un escalón, así que nos quedamos paradas por ahí cerca. La música estaba empezando y mi emoción crecía. Veo que saltan los fuegos artificiales y me puse a gritar a lo loco. Y también estaba re llorando, y una de esas chicas me miraba como diciendo "aww, está llorando!". Pero en serio, estaba llorando... no sé cómo decirlo, histéricamente, re emocionada y feliz.
Cuando empezó "The thin ice" y pusieron la foto del papá de Roger en la pantalla redonda casi me estaba muriendo (mi tía temía por mi salud) y me apoyé contra la pared porque pensaba que me iba a caer, me re conmovió la foto. Y lloré más.


Cuando terminaba la primera parte de "Another brick in the wall" nos volvimos a ir para la otra "puerta" y nos quedamos ahí un buen rato. En "Mother" se paró adelante nuestro un chabón que extendía su brazo y lo apoyaba contra una pared, JUSTO cuando pasaban una parte de un concierto en Earls Court de 1980 y se lo veía a Roger joven, y tapaba mi visión de ese hermoso momento. Lo quería matar. Por lo menos pude sacar alguna foto:
Y una persona que estaba cerca lo podía ver así:


Pero bueno...
Admito que los videos salieron mejores que las fotos.


A la mitad de "Young lust" pudimos subir a las "gradas" y vimos mejor (aunque había unos tipos adelante nuestro). Me re deprimí en "Don't leave me now" (por alguna extraña razón, no lloré).


Yo le decía a mi tía "fijate que se está completando la pared, mirá", pero creo que ni se dio cuenta.
Cuando se completó y terminó la primera parte, aplaudí hasta que me dolieron las manos.


En la Intermission nos sentamos, tomé agua, lloré un rato más... en la pared proyectaban fotos de gente que murió en guerras, desapareció, etc., y vi nuevamente que aparecía el papá de Roger entre ellos. Y pensé que debe ser horrible para él el hecho de nunca haber conocido a su padre. Una vez leí en algún  lugar: Alrededor de la época en que Waters cumplió 3 años, en 1946, empezó a ver que los padres de otros chicos volvían de la guerra a su cuidad natal. Su propio padre, Eric Fletcher, había muerto dos años antes de la batalla de Anzio, pero Roger era incapaz de procesar su muerte. "Mi mamá me contó que yo le decía, a los 3 años, " Voy a ir a Italia y voy a traer de vuelta a mi papá en un camión"... "nunca había visto a un nene con tanto caracter como vos..."me dijo. Trataba de explicarme que no podía traer a mi papá de vuelta en un camión. Aparentemente, yo la miraba y fruncía el ceño, y le decía" En ese caso, voy a ir en un colectivo de dos pisos" y me iba pateando el suelo. La historia es bastante divertida, pero también es sumamente triste" dice Waters.


Volviendo al recital:
Yo miraba, cantaba, gritaba, lloraba, sacaba fotos, aplaudía... pero la gente que estaba atrás mío era re mala onda. Ni siquiera aplaudían. Tenía ganas de gritarles "están viendo a Roger Waters, maldición, ¿qué más quieren? ¿Que les proyecten el Cantando por soñar o lo que sea en la pared? Aplaudan, digan algo"  (sí, suelo ser medio violenta, lo tengo que mejorar).


Me había olvidado que en "Run like hell" salía Algie (el chancho inflable) y me sorprendí. Al final de "The trial" lo bajaron y la gente del sector campo corrió a descuartizarlo (me acuerdo porque cuando cayó la pared se hizo silencio y veíamos como lo rompían todos). Antes de eso recuerdo haber sido la única que gritaba "HAMMER! HAMMER!" y "TEAR DOWN THE WALL!" (por lo menos, donde estaba yo). Subiría lo que grabé de "The trial" de no ser porque se escuchaba mi vocecita gritando eso. Por cierto, las proyecciones de "The trial" fueron mortales.


Cuando tiraron la pared, volví a llorar. Roger tocando la trompeta entre los escombros, me emocionó mucho. Creo que lloré porque no podía creer que fuera él, y que yo estuviera viéndolo, me hizo emocionarme mucho.
Y se prendieron las luces, y me dio vergüenza que toda la gente viera que yo estaba re llorando.


Cuando terminó, y se fue, me sentí muy vacía. El tiempo pasó muy rápido, no puedo creer que esperé durante 7 meses ese día, y pareciera que en un segundo terminó todo. Pero me quedo con el recuerdo, y estoy muy feliz de poder haber ido :')


Pero hay algo más... (me lo estaba guardando para el final):
El sábado, posiblemente (posibilidades positivas) de que mi tía me lleve hasta el Faena a ver si lo encuentro a Roger y le pido un autógrafo ^^
También hay posibilidad de que venga Agusleen a acompañarme, y conozcamos a Mile personalmente (Mile es una amiga que conocí por Facebook y siempre hablamos de encontrarnos pero no me dejan, sé que estás leyendo esto ahora, niña, así que te mando saludos :D); porque ella también quiere una foto con él.


Y bueno, les quería contar eso... algunas fotitos más:














9 de marzo de 2012

Será poco, pero ayer me prometí que los iba a saludar antes de irme. Estoy muy contenta y emocionada!






Y bueno, eso nomás. Chau! Mañana voy a escribir todo detalladamente, es largo el viaje.

5 de marzo de 2012

La emoción no me deja en paz

Vamos a saldar algunas cuentas pendientes, blog...

El viernes yo había escrito una entrada. No sé si buena, pero me exprimí los sesos para intentar que sea buena. Durante más de una hora estuve escribiéndola, explicando mi emoción porque solo faltaba una semana para el recital de Roger Waters.

¿Saben qué pasó? (pensarán "no, nena, no soy adivino")

Cuando la publiqué, solo se veía el título. Pero la entrada completa, no. La quise editar. Estaba en blanco, como si no hubiera escrito nada. Toda mi inspiración de más de una hora, borrada. Me puse a maldecir, se imaginarán.

Ahora estoy tratando de recrearla, me cuesta bastante. A ver si puedo recordar algo...

Me acordé que puse esta foto.
Bueno... primero que nada, me resulta increíble que el tiempo haya pasado tan rápido.

No puede haber pasado tanto tiempo desde agosto, en el que, al principio, intentamos conseguir entradas para ir a ver a Ringo Starr, y como no pudimos, empecé a hinchar que quería ir a ver a Roger.

Hoy me acuerdo que, como mi tía se negaba a llevarme, hice muchas estupideces para intentar lograr mi objetivo. Junté firmas de mis amigas (ellas se ofrecieron a hacer eso, no piensen que yo las obligué, eh); escribí una carta explicando las razones de por qué era tan importante; escuchaba "The Wall" todo el día, todos los días, y todos estaban hartos. Al final lo que la convenció fue que una de sus amigas va a ir (o sea que las firmas, la carta y torturar a todos durante días no sirvió).

Finalmente, el 17 de agosto, mientras estaba haciendo algo útil con mi vida estupideces con mi compañera de banco en la hora de matemática (la profesora estaba corrigiendo pruebas y nos dejó esa hora libre)... esperen, no sé si estupideces... creo que estaba planeando una huelga de hambre (leyeron bien, Agus estaba planeando una huelga de hambre, si era posible le vendía mi alma al diablo o a Milhouse con tal de ir). Como sea, me llegó un mensaje de mi tía que decía "ya compré las entradas Agus". La alegría que sentí en ese momento es inexplicable. Creo que lloré durante los dos recreos. 


¿Y el primero de octubre? Me despertaron y me dijeron "dale, que ya trajeron las entradas", y salí disparando.


Sé que voy a estar re lejos, sé que va a ser un quilombo entrar y salir de la cancha, y también sé que posiblemente no estaré en una ubicación genial, pero... ¿qué importa? Lo importante es que voy a ir al concierto de mi ídolo, una persona que admiro mucho, y estaré en en el mismo lugar que él por lo menos durante unas horas; y voy a disfrutar de su música. (A todo esto lo dije mientras estaba cenando... la inspiración llega en momentos insólitos.)


La emoción me está matando... me quita el sueño (me despido oficialmente de mis ocho horas de sueño, por lo menos durante un par de semanas). Estoy aprendiendo a caminar por el techo. No pensé que me iba a reducir el hambre (vamos... ¿quitarme el hambre? ¿a mí? Es algo... eje, eje♪... difícil... lo digo fácil: soy una muerta de hambre), pero lo logró.


Toda la tarde de hoy estuve buscando dónde demonios iba a hospedarse... me fijé en la página de TN y entre los títulos decía El fan de Wanda, coqueto: "Quiero tener la cola parada como Maxi López", maldición, ¿eso era más importante que Roger Waters? Como sea... ahora sé que está en el Faena... lo difícil es ver quién me quiere llevar... ¿alguien se ofrece? (cri...cri...).


Ejem, bueno... me tengo que ir a preparar las cosas para la escuela (si, empiezo mañana)... y a tomar algunos calmantes, a ver si sirven de una vez...


Le recorté mi cara porque salí horrible, como casi siempre.