1 de junio de 2012

"El chico del shopping"

Vine a contarles esta historia que, si leyeron lo escrito anteriormente, había dicho que lo iba a contar. Además me levanté porque me agarró un calambre horripilante y como duermo en la cama de arriba no sabía dónde cuernos apoyar el pie para que se me pasara.


Para el fin de semana después de mi cumpleaños, me iba a encontrar con mi amiga Mile -a quien conocí por internet- en un shopping de Palermo (que no nos quedaba tan lejos a ninguna de las dos. Bueno a mí sí posiblemente). Al final no la dejaron ir, a pesar de que ya me había encontrado con ella cuando fuimos a intentar pedirle un autógrafo a Roger Waters... ahora me acordé de que lo vi, me saludó de lejos y asdasadassad, me trae recuerdos muy emocionantes, porque nunca antes había hecho tanto por un ídolo :')


Y bueno, como al final no la dejaron ir, mi tía me llevó al shopping de Morón (más cerca) como para sacarme el bajón. Ese día descubrimos lo horrible que es Musimundo ahora que vende electrodomésticos ("¡se llama Musimundo, no Electrodomestimundo!") porque los discos que buscás están todos amontonados y en cualquier lugar. El que yo quería estaba en la "sección" Música celta. JAJAJAJA. Iron Maiden es música celta, no sabía. Ese día también descubrimos al "chico del shopping".


Resulta que pasamos por enfrente del cine y había una fila larguísima. Le hice el chiste a mi tía de "¿y si vemos una película?". En la fila había un chabón con una remera de Iron Maiden y pensé "todos se visten re chetos para ir al shopping y este chico va re normal. Es mi ídolo".


Cuando fui al Musimundo a comprarme mi cd de "Música celta", también estaba el chico. Lo vi más detalladamente y se parecía a Bruce Dickinson, con la excepción de que el chico era bastante alto. Entonces... ¿vieron esos enamoramientos estúpidos y fugaces porque sí que tienen la mayoría de las adolescentes cuando ven a cualquiera que se parece a su amor platónico? Bueno, eso.


El resto del día lo encontré cuando pasábamos por cualquier lugar.
Fuimos a comer... "¡ay mirá, es el chico!"
Nos tiramos pasos Caminamos... "¡ahí está el chico!"
Por cualquier lugar que pasábamos me encontraba con el chico, y me ponía re desesperada "¡¡ES EL CHICO!!" y la hinchaba a mi tía. Al final me dijo "che, era lindo el chico". Y después me dice que Dickinson es/era feo, pero "tenemos que admitir que tenía un pelo muy lindo", en eso tiene razón. 


Cuando se lo conté a mis amigas casi se ponen a bailar la conga en medio de la clase, porque es considerado mi primer enamoramiento de una persona normal y menor de 50 años. O sea que voy progresando. Finalmente mi destino es normal, así que no tengo que asustarme. O eso creo.


Ayer me llamó Mejor Amiga para contarme de cuánto odia a Enemiga Mortal, que "le cabe que se sacó un 1 en la prueba de Historia", que no quería hacer la tarea y que viajó en el colectivo con un chabón que tenía una remera de Iron Maiden.


"¿Cómo era la remera? ¿Era alto? ¿Tenía pelo largo? ¿Se parecía a ecurB? ¡DECIME ALGO, PUEDE SER EL CHICO DEL SHOPPING!" -ecurB es el código que usamos telefónicamente para que no se entienda que decimos Bruce-.


Bueno, esa es mi historia. Tengo que resignarme a que un día el destino nos haga encontrarnos de nuevo (?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^