5 de marzo de 2012

La emoción no me deja en paz

Vamos a saldar algunas cuentas pendientes, blog...

El viernes yo había escrito una entrada. No sé si buena, pero me exprimí los sesos para intentar que sea buena. Durante más de una hora estuve escribiéndola, explicando mi emoción porque solo faltaba una semana para el recital de Roger Waters.

¿Saben qué pasó? (pensarán "no, nena, no soy adivino")

Cuando la publiqué, solo se veía el título. Pero la entrada completa, no. La quise editar. Estaba en blanco, como si no hubiera escrito nada. Toda mi inspiración de más de una hora, borrada. Me puse a maldecir, se imaginarán.

Ahora estoy tratando de recrearla, me cuesta bastante. A ver si puedo recordar algo...

Me acordé que puse esta foto.
Bueno... primero que nada, me resulta increíble que el tiempo haya pasado tan rápido.

No puede haber pasado tanto tiempo desde agosto, en el que, al principio, intentamos conseguir entradas para ir a ver a Ringo Starr, y como no pudimos, empecé a hinchar que quería ir a ver a Roger.

Hoy me acuerdo que, como mi tía se negaba a llevarme, hice muchas estupideces para intentar lograr mi objetivo. Junté firmas de mis amigas (ellas se ofrecieron a hacer eso, no piensen que yo las obligué, eh); escribí una carta explicando las razones de por qué era tan importante; escuchaba "The Wall" todo el día, todos los días, y todos estaban hartos. Al final lo que la convenció fue que una de sus amigas va a ir (o sea que las firmas, la carta y torturar a todos durante días no sirvió).

Finalmente, el 17 de agosto, mientras estaba haciendo algo útil con mi vida estupideces con mi compañera de banco en la hora de matemática (la profesora estaba corrigiendo pruebas y nos dejó esa hora libre)... esperen, no sé si estupideces... creo que estaba planeando una huelga de hambre (leyeron bien, Agus estaba planeando una huelga de hambre, si era posible le vendía mi alma al diablo o a Milhouse con tal de ir). Como sea, me llegó un mensaje de mi tía que decía "ya compré las entradas Agus". La alegría que sentí en ese momento es inexplicable. Creo que lloré durante los dos recreos. 


¿Y el primero de octubre? Me despertaron y me dijeron "dale, que ya trajeron las entradas", y salí disparando.


Sé que voy a estar re lejos, sé que va a ser un quilombo entrar y salir de la cancha, y también sé que posiblemente no estaré en una ubicación genial, pero... ¿qué importa? Lo importante es que voy a ir al concierto de mi ídolo, una persona que admiro mucho, y estaré en en el mismo lugar que él por lo menos durante unas horas; y voy a disfrutar de su música. (A todo esto lo dije mientras estaba cenando... la inspiración llega en momentos insólitos.)


La emoción me está matando... me quita el sueño (me despido oficialmente de mis ocho horas de sueño, por lo menos durante un par de semanas). Estoy aprendiendo a caminar por el techo. No pensé que me iba a reducir el hambre (vamos... ¿quitarme el hambre? ¿a mí? Es algo... eje, eje♪... difícil... lo digo fácil: soy una muerta de hambre), pero lo logró.


Toda la tarde de hoy estuve buscando dónde demonios iba a hospedarse... me fijé en la página de TN y entre los títulos decía El fan de Wanda, coqueto: "Quiero tener la cola parada como Maxi López", maldición, ¿eso era más importante que Roger Waters? Como sea... ahora sé que está en el Faena... lo difícil es ver quién me quiere llevar... ¿alguien se ofrece? (cri...cri...).


Ejem, bueno... me tengo que ir a preparar las cosas para la escuela (si, empiezo mañana)... y a tomar algunos calmantes, a ver si sirven de una vez...


Le recorté mi cara porque salí horrible, como casi siempre.

2 comentarios:

  1. ay, me hiciste acordar a cuando fui a ver Oasis, la expectativa era así de gigante.
    Va a ser uno de los mejores días de tu vida :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María! Sí, lo que a vos te pasó con Oasis, me está pasando en este momento! Es así con todos los que esperamos a nuestros ídolos.
      Saludos! :)

      Eliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^