3 de diciembre de 2011

Una entrada en 23 minutos y 44 segundos

Bueno, ya actualicé el diseño de mi blog. En mi opinión, quedó bien.

El 7 de diciembre ya termino las clases. Sorprendentemente, tengo dos 10 en educación física, y salí mejor compañera (no me acuerdo si ya lo dije y no tengo ganas de fijarme). Lo que pasa ahora es que hay bastantes chicos que se llevan materias, y los profesores ya no nos hacen hacer nada a los que no nos llevamos; hacen recuperar nota a esos chicos. Desde el martes que nos pasamos todo el día haciendo estupideces; escucho música todo el santo día, que es algo bueno, pero se me acaba la batería enseguida.

El lunes y el martes no voy a ir a la escuela porque estoy con los modelos de exámenes de inglés particular y tengo que estar ahí a horas en las que usualmente estoy en el colegio. El 10 tengo que ir a rendir a Cambridge, cosa que da un poco de miedo porque los profesores parecen ingleses!

¡Siguen sucediendo cosas interesantes! La última clase de Informática estuvimos en hora libre y pudimos hacer lo que quisiéramos (nada atípico, porque nunca hacemos nada en esa materia). Todos los adictos aprovecharon y entraron a Facebook. Mi amiga Cami (que acaba de unirse a los muchos que escribimos un blog) aprovechó un momento en el que uno de nuestros compañeros, Alan, se distrajo. Entonces, escribió en su muro (como si fuese él):

“Soy una rubiecita muy linda, porque todos me lo dicen. ¡Qué bueno que estoy! Todos me dan.”

Bueno, debo dejar de escribir porque me puse como tiempo límite para hacer esta entrada lo que dura “Atom Heart Mother” (que es bastante), son las cuatro de la mañana y estoy muerta de sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^