29 de diciembre de 2011

Los tiempos modernos

Algo de lo que me reí mucho hoy fue el cumpleaños de una amiga. No es que los cumpleaños me causen gracia.


Es que nos invitó a todos por Facebook.


Ya ni se dignan a hacer tarjetitas, ni siquiera comprar ésas truchas de Winnie Pooh que ya venían hechas y que tenías que rellenar con tu nombre, tu dirección y los horarios. ¡Ahora todo es cibernético! Crean un evento en el que confirmamos nuestra asistencia con tres botones: "Participar", "Tal vez asista" y "Rechazar".


También me reí con los horarios: "desde las 20:00 horas hasta las 3:00". O sea, ni a palos me quedo reventándome los oídos hasta altas horas de la madrugada.


Una cosa mala que tienen las fiestas de esta niña: en la mayoría de ellas se arma algún quilombo. Antes, durante y después de la fiesta. Ejemplos:


Antes: la cumpleañera se pelea con su nueva mejor amiga porque da la casualidad que el chico que les gusta a ambas es el mismo. Insultos por medio del chat de Facebook. Amenazas de no volver a hablarse más. La cumpleañera la desinvita de su fiesta. Alguna elimina a la otra de su lista de amigos y la bloquea. Dos horas después la desbloquea y le manda un mensaje privado para pedirle perdón. La cumpleañera vuelve a invitarla a la fiesta. Vuelven a ser mejores amigas. Mágicamente, descubren que son hermanas y se lo informan a todos; "Pepita ha indicado que Pirula es su hermana". Todos felices y contentos. 


Durante: la chica dice "Si pueden y si quieren traigan una espuma o algo pa tirar ¿ok?". Visualizo un riesgo de incendio y/o gente agarrándose a las trompadas. Por ejemplo, Gumersindo le tira espuma a Ermenegildo mientras él se estaba tirando sus mejores pasos para enamorar a Romualda. Se agarran a las trompadas. En eso, entra Belisario, mejor amigo de Gumersindo, para ayudarlo a pelear. Como Ermenegildo no puede contra ellos dos solo, llama a su hermano Delfino para que lo ayude. Así se forma una cadena de gente, todos se pelean con todos y se acabó la fiesta. Muchos se van con un brazo quebrado o una esguince. 


Después: la niña saca fotos de todos durante la fiesta. Muchos salieron comiendo o con la cara horrible. A la niña no le importa el aspecto de los demás y sube todas las fotos, y etiqueta a todos. Se arma un quilombo con 500 comentarios por foto (todos ellos con insultos).


Estas también son algunas de las razones por las que no me meto mucho en la movida juvenil.


Si no me avisa de su cumpleaños por algún otro medio (no cuesta nada llamar por teléfono), me voy a hacer la tarada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^