19 de diciembre de 2011

Lo que se encuentra una tarde salvaje en Padua


O sea... ¿no les parece que es demasiado?


Chau, me voy a suicidar y vuelvo.

2 comentarios:

  1. Ahjjjj, dios! En once, justo antes de entrar a la estación hay un puesto con un póster de esta foto y te juro que me da mucho asco, en especial el segundo sacando la lengua como un imbécil con cara de "soy re vivo", y el último, arqueando las cejas y haciendo "trompita" con la boca y los piercings fosforecentes en la cara.

    Ahora, esa foto que sacaste le agrega indignación a mi asco.

    ResponderEliminar
  2. No quisiera que te agarrara un infarto, mi querida Mechi... pero mi prima "está enamorada" del imbécil que saca la lengua. Cuando me lo dijo, me dieron náuseas.
    Cuando vi este horror en ese negocio que era como un "Todo por 2 pesos", mi primera reacción era matar a todos y destruir el negocio... pero después pensé en mostrárselo al mundo.

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^