15 de diciembre de 2011

Asdfghjkl... digo, novedades.

He decidido actualizarme y escribir algo, aunque sea una estupidez.


No estoy aburrida... de hecho, estoy jugando a los jueguitos de Facebook... bueno, está bien, pueden tomar eso como que estoy aburrida.


Voy a hablar un poco que estas épocas que odio tanto... sí, las semanas de Navidad y Año Nuevo.


No sé por qué las odio tanto ahora. Cuando era así, chiquita...
(esta imagen es de una de las Navidades de mi infancia. A la izquierda, las patas de mi abuela. En el medio, yo con una bengala. A la derecha, mi prima antes de ser guachiturra)


...las Navidades me gustaban. Me gustaba reunirme con todos y escuchar cómo hablaban de temas que yo no entendía. Me asustaban los fuegos artificiales y la pirotecnia (eso es algo que no cambió con los años), y no podía esperar a ir a abrir los regalos. Comíamos en el patio y nos mataban los mosquitos.


Ahora... no tiene tanta onda. Comemos en la parte "del fondo" de la casa, que está bajo techo (aburridísimo), pero seguimos siendo la cena navideña de los mosquitos. Odio tener que reunirme con todos, demasiado que los veo durante todo el año (ah, re antisocial soy).


Yo antes pedía de regalos muñecas, libros de cuentos, cuadernos y lápices, agendas (que en mi perra vida completé)...
Este año pedí una cámara de fotos y un libro con la historia y muuuuchas fotos de... si me lo regalan, se los digo; y a Dhani Harrison. Quiero un libro porque ya me harté de leer todo lo que tengo en mi casa y la revista Barcelona que compra mi tía y ni siquiera ella lee.


La onda de Nochebuena ahora es poner música mientras comemos. Si lo pensás bien, no es una mala idea... pero con los gustos de los demás, me puede llegar a agarrar un infarto cuando pongan música. Como ustedes ya saben, a mi prima le gustan la cumbia, el reguetón y los Guachipeloturros; y como ella es la autoridad suprema de todo el hogar (o sea, en la mayoría de las ocasiones se hace lo que a ella se le cante), es probable que me vea obligada a sacarme el cerebro por el oído con un sacacorchos (gracias Mechi por tu expresión, me sirve mucho en estos días). El año pasado mi tía me salvó y puso a los Beatles (los escuché y pensé que eran un regalo del cielo), al principio se coparon, pero después se aburrieron y me pidieron "algo más alegre". Malditos, no es mi culpa que en "1" esté "The long and winding road", y que no les guste, tampoco. Ahora tengo Revolver, pero me van a cortar la cabeza si se los pongo. Y si pongo Pink Floyd, también me van a asesinar. Intentaré con Queen, a ver si les gusta algo, maldición.


Y bueeeeeeeeno... ¿qué digo de Año Nuevo? En parte, lo odio porque lo tengo que pasar con mi padre, pero también me hace sentir más vieja.




Y me voy con una imagen que no tiene nada que ver con esta entrada, pero que me recuerda mucho a... mí.





2 comentarios:

  1. Jajajaja, me gustó mucho esta entrada.
    Me pasa lo mismo! Cuando era chiquita amaba las fiestas, y ahora la verdad que no.
    Además paso Navidad con mi familia, año nuevo con la familia de mi novio.
    Navidad la paso bien, toda mi familia es muy divertida y le sacamos el cuero a todos, deliramos un montón y nos atragantamos con comida.
    La familia de mi novio es súper agradable, pero es también admiradora de los Guachipeloturros, y encima ponen la "música" fuerte, o sea que tenemos que gritar para escucharnos mientras comemos. Son horas muy largas...
    Mi suegro compró un MP3 de los Beatles para poner cuando estoy yo, pero es lo mismo que contás vos; dos o tres canciones y cambian a algo más "divertido" (¿¿¡qué puede ser más divertido que "twist and shout", decime!??)

    ResponderEliminar
  2. Y... eso depende de qué entiendan ellos por "divertido"!
    Acá gritamos cuando algún vecino idiota tira pirotecnia cerca de nuestra ventana (el año pasado mi abuela se asomó por la ventana y les gritó "ASESINOS!!").
    Casualmente, la Navidad es mejor que Año Nuevo para las dos, ¿no?

    Y no hay nada más divertido que "Twist and Shout"; y lo bueno de no ver a Tinelli es que nunca te aburrís de oírla!

    Espero con ansias que los guachipeloturros dejen de ser "la onda" y pasemos una festividad tranquila.

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^