21 de marzo de 2011

Day after day...

Mis días en la escuela son muy parecidos siempre... salvo por los feriados y los días en los que no soporto a cierta gente. Igual eso no hace mucha diferencia, la diferencia es cómo la paso en mi casa antes de ir a la escuela:


Generalmente me despierto y me voy a bañar, pero hay veces que JUSTO llega alguien y me retrasa... pasan los minutos... y veo que se me hace tarde... hasta que se maquillan, tengo que esperar (MAQUÍLLENSE FRENTE A UN ESPEJO COMÚN!)... Hasta que salen y me baño de raje!


El almuerzo: lo importante no es de qué consiste sino lo que está en la tele mientras almorzamos. O sea, si está AM hablando de Gran Hermano, mi día es pésimo. Si mi prima está viendo Pucca, mi día va mal pero no tanto. Si me dejan apagar la tele y escuchar música, mi día sigue perfecto.
Hoy pregunté si podía escuchar música y me dijeron: "No, la tele y el equipo de música prendidos no".
"Y apagá la tele..."
"NO QUIERO APAGAR LA TELE!!!"
Lo que hace un día pésimo.


Cómo va todo en la escuela cambia mi día también. Si voy a la fotocopiadora y Oh, casualidad, está lleno de pibitos de la mañana, tenemos la seguridad de que me va a ir parcialmente mal. Si no llevo algo para comer en el recreo también.
Lo más lindo es llegar al recreo, apartarte de la sociedad con tus amigas y escuchar música... Eso mientras no sea en el maldito recreo de 5 minutos!


Si es lunes, estoy a las apuradas para ir a la Psicóloga. Si es martes o jueves no estoy tan apurada. Si es miércoles y no voy a la dentista, todo saldrá perfecto.




Mis días son así... casi todos iguales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^