5 de febrero de 2011

Relatos: cómo viajé en un micro

Ayer vinimos a Entre Ríos a pasar 5 días de vacaciones (estoy escribiendo desde la compu del hotel). 

En el viaje saqué muchas fotos, no de la gente, del paisaje. Muy lindo. Lo único malo, era que había un crío que lloraba y molestaba a sus padres (ése no era muy molesto porque no andaba molestando a todos).

Pero había otra cosa: una nena, de 6 años más o menos, que iba merodeando por todo el micro. Y gritaba. Y los padres no le daban bola. Y jugaba con los botoncitos que están arriba del asiento. Y cerraba y abría el coso ése del aire acondicionado. Y me miraba... Eso era lo más molesto, ME MIRABA!

Yo estaba sentada, mirando el paisaje, y mi tía durmiendo, y la pibita en el asiento adelante del mío. Cuando se hartó de joder con los botones de la luz, se puso a mirarme. Y yo no soporto que niños molestos me miren (y sin disimular).

Me puse a leer. Y cuando ya me dolían los ojos por el sol, cerré la cortina y me dispuse a disfrutar de mi clásica música beatle. Y la nena me miraaaaaba, y yo la ignoraba a pesar de que era muy molesta.
Para distraerme un rato, me puse a ver fotos que tengo guardadas en el MP4. De los Jonas, los Beatles... Todo lo que metí para ver si me aburría. Saben lo que hizo la niña?? Se puso a estirar el cuello para ver lo que yo estaba viendo!! A propósito, casi me pego el aparato a los ojos!! Y la piba estiraba el cuello como jirafa, y yo no le dejaba ver. Y se me ocurrió cumplir su sueño. Dí vuelta el MP4 para que vea una foto de John Lennon y Paul McCartney... CUANDO ELLA NO ESTABA PRESTANDO ATENCIÓN!! Y justo, JUSTO, se dió vuelta cuando ya tenía el aparato con la pantalla hacia mí.

Decidí guardar el MP4 en la cartera. Y la piba me seguía mirando... por Dios, la quería surtir con una zapatilla! Entonces puse un concierto de Wings y le subí el volumen para ver si la piba escuchaba. Yo esperaba que venga a pegar la cabeza al lado de la mía, pero se ve que se aburrió y se fue a sentar con su madre.

Y en un momento yo no sabía quién estaba más insoportable: si la hija, que iba por todas partes tocando cada botón con el que se cruzaba; o la madre, que cada 5 minutos se levantaba de su asiento, se acostaba encima del padre de la nena, le susurraba algo y volvía a su asiento.

La historia con la nena sigue, cuando se volvió a cansar de joder a los padres y de joder a la gente tocando los botones, volvió a mirarme (tan interesante soy??). Y el micro hizo una parada. Y me seguía mirando... (NENA DATE VUELTA!! gritaba mi interior), yo seguía escuchando Wings. Y ya se asomaba mucho, porque me puse de costado. Pero ahí se dió vuelta. Yo me dispuse a tratar de dormir. La luz del sueño me decía "Agustina, ven hacía mí!", pera la piba me empezó a mirar de nuevo, y yo no quería que me viera dormir, así que volví al método de las fotos, y luego me puse a dibujar (dibujo que me salió mal porque ella me miraba).

La pesadilla terminó cuando bajamos del micro y se tomaron un taxi. 

Espero no tener que volver a verla!!

2 comentarios:

  1. Si, muy molesta la niña! Pero peor eran los de la vuelta...

    ResponderEliminar
  2. "La cancha de Rrrrrrrrrrrriiiiiiiiveeeeerrrrrrrrr"??
    No me dejaron escuchar "Tomorrow Never Knows"!

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^