31 de diciembre de 2011

Bueno, como más tarde no voy a estar acá, les voy a decir esto ahora:


¡Feliz año nuevo!


Espero que el 2012 sea un buen año para todos, que la pasen bien con su familia, amigos o con quien estén, y recuerden: si no tomaron alcohol, manejen, y si tomaron, conviden (?). Bueno, mi última frase enigmática del 2011... (snif).


Realmente no tengo la más mínima idea de dónde cuernos la voy a pasar, sólo sé que me van a llevar a los confines del mundo. Me voy a aburrir, pero con mis chicles Beldent todo es divertido... no, con chicles nada. Voy a imaginar cosas extrañas para luego contarlas aquí.


Ah, me olvidé de contarles del sapo/rana que habita el mi baño... Le puse Raúl, entenderán el motivo leyendo este post. Bueno, resulta que la otra vez alguien cerró la ventana del baño y lo partió a la mitad... así que ahora apareció Raúl II.


Bueno... eso, feliz año nuevo y que la pasen bien!

29 de diciembre de 2011

Los tiempos modernos

Algo de lo que me reí mucho hoy fue el cumpleaños de una amiga. No es que los cumpleaños me causen gracia.


Es que nos invitó a todos por Facebook.


Ya ni se dignan a hacer tarjetitas, ni siquiera comprar ésas truchas de Winnie Pooh que ya venían hechas y que tenías que rellenar con tu nombre, tu dirección y los horarios. ¡Ahora todo es cibernético! Crean un evento en el que confirmamos nuestra asistencia con tres botones: "Participar", "Tal vez asista" y "Rechazar".


También me reí con los horarios: "desde las 20:00 horas hasta las 3:00". O sea, ni a palos me quedo reventándome los oídos hasta altas horas de la madrugada.


Una cosa mala que tienen las fiestas de esta niña: en la mayoría de ellas se arma algún quilombo. Antes, durante y después de la fiesta. Ejemplos:


Antes: la cumpleañera se pelea con su nueva mejor amiga porque da la casualidad que el chico que les gusta a ambas es el mismo. Insultos por medio del chat de Facebook. Amenazas de no volver a hablarse más. La cumpleañera la desinvita de su fiesta. Alguna elimina a la otra de su lista de amigos y la bloquea. Dos horas después la desbloquea y le manda un mensaje privado para pedirle perdón. La cumpleañera vuelve a invitarla a la fiesta. Vuelven a ser mejores amigas. Mágicamente, descubren que son hermanas y se lo informan a todos; "Pepita ha indicado que Pirula es su hermana". Todos felices y contentos. 


Durante: la chica dice "Si pueden y si quieren traigan una espuma o algo pa tirar ¿ok?". Visualizo un riesgo de incendio y/o gente agarrándose a las trompadas. Por ejemplo, Gumersindo le tira espuma a Ermenegildo mientras él se estaba tirando sus mejores pasos para enamorar a Romualda. Se agarran a las trompadas. En eso, entra Belisario, mejor amigo de Gumersindo, para ayudarlo a pelear. Como Ermenegildo no puede contra ellos dos solo, llama a su hermano Delfino para que lo ayude. Así se forma una cadena de gente, todos se pelean con todos y se acabó la fiesta. Muchos se van con un brazo quebrado o una esguince. 


Después: la niña saca fotos de todos durante la fiesta. Muchos salieron comiendo o con la cara horrible. A la niña no le importa el aspecto de los demás y sube todas las fotos, y etiqueta a todos. Se arma un quilombo con 500 comentarios por foto (todos ellos con insultos).


Estas también son algunas de las razones por las que no me meto mucho en la movida juvenil.


Si no me avisa de su cumpleaños por algún otro medio (no cuesta nada llamar por teléfono), me voy a hacer la tarada...

28 de diciembre de 2011

Me acaba de pasar algo re raro.

Estaba sentada en la silla giratoria, como siempre, escuchando música flashera y robando fotos de artistas mientras intentaba escribir algo interesante (que me estaba saliendo bien y ahora no me lo acuerdo)...


...Y SE ME APAGÓ EL CPU. SOLO, ASÍ, DE LA NADA.


Me quedé mirando la pantalla negra con cara de "WTF?" pensando que se me iba a cortar la luz y ya levantándome para agarrar mi celular y hacer que se ilumine la pantalla para poder ver, Mp3, libro, sábanas de mi cama que mi hermano me trajo a la tarde y llaves... y me doy cuenta que el monitor, los parlantes y el resto seguían prendidos.
Pensé que se me quemó el CPU y me quise matar.


Esperé un minuto y lo prendí de nuevo mientras pensaba "me entró un maldito virus y ahora cuando inicie me va a aparecer una cara de ésas de terror tipo la de la mina del Exorcista o la cara ésa fea subliminal que aparece en las películas mientras suena un grito que da miedo a todo volumen" y le decía de todo a la computadora... afortunadamente inició bien y no pasó nada aterrador ni me entró un virus.


Por supuesto tuve que poner de nuevo a bajar todo y poner a cargar todos los videos otra vez.

27 de diciembre de 2011

Indignación

Si hay algo de la vida que realmente me indigna, son las nenas y adolescentes de estos días.


No puedo creer que tengan mi edad, y, en algunos casos, sean más chicas que yo, y se saquen fotos con poses de "trolas" y se pongan 4 kilos de maquillaje encima.


Lamentablemente, mi prima es una de ellas.
No sólo se viste con indumentarias que usan las pibas villeras (sin discriminar), sino que se saca fotos como las que mencioné antes y se pone maquillaje excesivo. No en mi casa porque no la dejan, pero en la casa de su mamá hace lo que quiere, y se va a "callejear" sola con sus hermanas menores, que también están influenciadas por esto.


No voy a salir con la típica frase de "yo a mis 12 años todavía jugaba con muñecas" porque no es verdad. De hecho, la mayoría de mis muñecas se perdieron en una mudanza en Capital, y las pocas que me quedaron todavía están en la casa de mi viejo, pero no les voy a contar la historia de mis Barbies, les estaba hablando de mi indignación. O sea, yo tengo 12 años y mi conducta no es como la de ellas. Mientras su pasatiempo es salir a callejear, sacarse fotos como trolas y bailar turro, el mío es intentar cantar "The Great Gig in the Sky" e intentar ver un DVD que me compré y que nunca terminé.


No me peino con rodete porque ellas lo adoptaron como peinado de identificación cumbiero; ni uso cosas de Adidas ni tengo camperitas como las que usan ellas...
Resumiendo, me visto como persona normal.
Las pocas veces que me maquillé fue para algún acto de la escuela o suceso "importante", y no me delineo los ojos exageradamente ni ando sola por la calle (ni siquiera salgo sola a la esquina).


La conducta de cada una de ellas depende totalmente de la libertad que le den sus padres, en mi opinión.

25 de diciembre de 2011

¡Feliz Navidad!

Sí, dejé a mi familia para venir a desearles feliz navidad a ustedes, que siempre están leyendo las pavadas que escribo.


Bueno... ¿qué les puedo contar?


Comimos como si no hubiera un mañana, y gracias a isitchristmas.com nos dimos cuenta cuándo era la hora correcta de brindar. Mi prima se copó con la pirotecnia y yo ni siquiera toqué las estrellitas. Estuve pensando en la agonía de los oídos de mi pobre perra mientras mi familia tiraba petardos con un ruido altamente insoportable.


Es la primera navidad que mi hermano se queda despierto para ver los regalos y las explosiones re flasheras de los cohetes, pero no hubo muchas, y ahora me está pegando porque quiere seguir viendo su película en la compu.


Cuando fuimos a abrir los regalos, gritamos de lo lindo. Mi prima recibió su suministro de indumentarias guachiturras (exceptuando una cartera y una remera que le compramos en el negocio de una amiga), y yo casi lloro al ver que recibí exitosamente el libro que quería (Cuando saque fotos, se los muestro). Y, no sé por qué, vi el paquete y grité "¡NO! ¡MI DINOSAURIO!". Es una clara señal de mi locura. Y no, Dhani Harrison no apareció debajo de mi arbolito, pero bueno...


Mi tío puso reguetón y cuarteto desde su estéreo super chulo, pero no estoy sufriendo tanto, me adapté a la situación (bien por mí!).


Bueno, los dejo deseándoles que ustedes la hayan pasado muy bien también.
¡Feliz Navidad!



22 de diciembre de 2011

Tengo la necesidad de quejarme

Están tan felices mis amigas, hablando del amor y de que están enamoradas pero el pibito no les da bola, que aman a Justin Bieber, que quieren un novio que las quiera y que les sea fiel...


Son tan cursis...


Y ME CANSAN.


Ya vi chiquicientas publicaciones tiernas y dulces y cursis como:


"Que Pediiste Para Naviidad? Estar Con Vos♥ Aii Yo Tambiien Pedii Eso♥ !! Que Liindo Seriia Que Te Diigan Eso ! ! !"


y


"Quee Pasaa Coon Vos, No Me Dass Mas Bolaa, Noo Mee Hablaas.. Sii Pasaa Aalgo Deciimelo... Siisiisii Aa Vozz Tee Habloo E.E"


y


"Quisiera que llegaras por sorpresa a mi casa y me dijieras: Vine porque no puedo estar sin ti. ♥ u_u"


Y se ponen de "nombre alternativo" en Facebook: "Enamorada de él". Es como si me colgara un cartel en el cuello para andar por la vida que diga "Estoy enamorada de ellos, pero uno se murió y el otro, aparte de llevarme décadas, jamás me va a conocer".


Ellas van confesando su amor esperando que su príncipe azul les de bola, y yo mirando fotos de músicos y pensando "¿Por qué no nací en esa época, maldición?"


Es algo insoportable.


Oh, acaba de aparecer otro...


"Esperando a un nuevo amor ♥"
¿Tan inmensa en la necesidad de las mocosas de estar en pareja con un turro?


                                        "Puke Rainbows"

21 de diciembre de 2011

Encuantro con los chetos capitalienses

Ehmm, bueno... les iba a contar lo que me pasó la otra vez que fui a Capital.


Estábamos volviendo con mi tía del recital de Ciro y Los Persas, era más o menos la 1:30 de la mañana. Íbamos en colectivo hasta Primera Junta.


En eso, se suben cuatro "chetos": dos minas y dos tipos. Las chicas, arregladitas, pelo largo y planchado, ropa perfecta y bolsas de negocios de marca donde llevaban sus saquitos (yo me sentía un adefesio ahí sentada, tenía pinta de groncha); y los chabones con remeritas escote en V estampadas y pantalones chupín... creo que la mayoría de los que se encontraban a su alrededor se habrá sentido como un aborto de la naturaleza comparados a esos... perfectos.


Pero ojo... su apariencia no era todo. Se veían muy perfectos, pero eran muy tarados.
Cada tanto decían "tipo nah" y se trataban de boludo/a, pero con pronunciación "vistes, bldo" o "seee, blda". En un momento se pusieron a citar frases populares.
"Del amor al odio hay un solo paso", decía una de las pibas.
"Del dicho al hecho, man" decía uno de los pibes.


Yo estaba a punto de tener un ataque de risa mortal, pero no tenía puestos los auriculares para simular que estaba escuchando algún programa de radio y me reía de lo que decían los conductores, no de lo que decían los taraditos.


En un momento nos bajamos, y razoné que prefería a esos tontos antes que a los Guachipeloturros.

19 de diciembre de 2011

15 de diciembre de 2011

Asdfghjkl... digo, novedades.

He decidido actualizarme y escribir algo, aunque sea una estupidez.


No estoy aburrida... de hecho, estoy jugando a los jueguitos de Facebook... bueno, está bien, pueden tomar eso como que estoy aburrida.


Voy a hablar un poco que estas épocas que odio tanto... sí, las semanas de Navidad y Año Nuevo.


No sé por qué las odio tanto ahora. Cuando era así, chiquita...
(esta imagen es de una de las Navidades de mi infancia. A la izquierda, las patas de mi abuela. En el medio, yo con una bengala. A la derecha, mi prima antes de ser guachiturra)


...las Navidades me gustaban. Me gustaba reunirme con todos y escuchar cómo hablaban de temas que yo no entendía. Me asustaban los fuegos artificiales y la pirotecnia (eso es algo que no cambió con los años), y no podía esperar a ir a abrir los regalos. Comíamos en el patio y nos mataban los mosquitos.


Ahora... no tiene tanta onda. Comemos en la parte "del fondo" de la casa, que está bajo techo (aburridísimo), pero seguimos siendo la cena navideña de los mosquitos. Odio tener que reunirme con todos, demasiado que los veo durante todo el año (ah, re antisocial soy).


Yo antes pedía de regalos muñecas, libros de cuentos, cuadernos y lápices, agendas (que en mi perra vida completé)...
Este año pedí una cámara de fotos y un libro con la historia y muuuuchas fotos de... si me lo regalan, se los digo; y a Dhani Harrison. Quiero un libro porque ya me harté de leer todo lo que tengo en mi casa y la revista Barcelona que compra mi tía y ni siquiera ella lee.


La onda de Nochebuena ahora es poner música mientras comemos. Si lo pensás bien, no es una mala idea... pero con los gustos de los demás, me puede llegar a agarrar un infarto cuando pongan música. Como ustedes ya saben, a mi prima le gustan la cumbia, el reguetón y los Guachipeloturros; y como ella es la autoridad suprema de todo el hogar (o sea, en la mayoría de las ocasiones se hace lo que a ella se le cante), es probable que me vea obligada a sacarme el cerebro por el oído con un sacacorchos (gracias Mechi por tu expresión, me sirve mucho en estos días). El año pasado mi tía me salvó y puso a los Beatles (los escuché y pensé que eran un regalo del cielo), al principio se coparon, pero después se aburrieron y me pidieron "algo más alegre". Malditos, no es mi culpa que en "1" esté "The long and winding road", y que no les guste, tampoco. Ahora tengo Revolver, pero me van a cortar la cabeza si se los pongo. Y si pongo Pink Floyd, también me van a asesinar. Intentaré con Queen, a ver si les gusta algo, maldición.


Y bueeeeeeeeno... ¿qué digo de Año Nuevo? En parte, lo odio porque lo tengo que pasar con mi padre, pero también me hace sentir más vieja.




Y me voy con una imagen que no tiene nada que ver con esta entrada, pero que me recuerda mucho a... mí.





3 de diciembre de 2011

Lucy in the sky with diamonds ♥

Luciana era una amiga que yo conocía por Facebook. Era de Perú, y le gustaban los Beatles tanto como a mí.


Me sorprendió la noticia de que falleció hoy temprano, y me puse muy triste.


Me acuerdo que ella decía que I'm Only Sleeping era su himno. Lucy era muy simpática y, a pesar de no haberla conocido más allá de la pantalla, me sentí muy mal al enterarme de que nos había dejado.


Siempre la voy a recordar.






"Picture yourself in a boat on a river
With tangerine trees and marmalade skies.
Somebody calls you, you answer quite slowly,
A girl with caleidoscope eyes.

Cellophane flowers of yellow and green
Towering over your head.
Look for the girl with the sun in her eyes
And she's gone.

Lucy in the sky with diamonds..."



Una entrada en 23 minutos y 44 segundos

Bueno, ya actualicé el diseño de mi blog. En mi opinión, quedó bien.

El 7 de diciembre ya termino las clases. Sorprendentemente, tengo dos 10 en educación física, y salí mejor compañera (no me acuerdo si ya lo dije y no tengo ganas de fijarme). Lo que pasa ahora es que hay bastantes chicos que se llevan materias, y los profesores ya no nos hacen hacer nada a los que no nos llevamos; hacen recuperar nota a esos chicos. Desde el martes que nos pasamos todo el día haciendo estupideces; escucho música todo el santo día, que es algo bueno, pero se me acaba la batería enseguida.

El lunes y el martes no voy a ir a la escuela porque estoy con los modelos de exámenes de inglés particular y tengo que estar ahí a horas en las que usualmente estoy en el colegio. El 10 tengo que ir a rendir a Cambridge, cosa que da un poco de miedo porque los profesores parecen ingleses!

¡Siguen sucediendo cosas interesantes! La última clase de Informática estuvimos en hora libre y pudimos hacer lo que quisiéramos (nada atípico, porque nunca hacemos nada en esa materia). Todos los adictos aprovecharon y entraron a Facebook. Mi amiga Cami (que acaba de unirse a los muchos que escribimos un blog) aprovechó un momento en el que uno de nuestros compañeros, Alan, se distrajo. Entonces, escribió en su muro (como si fuese él):

“Soy una rubiecita muy linda, porque todos me lo dicen. ¡Qué bueno que estoy! Todos me dan.”

Bueno, debo dejar de escribir porque me puse como tiempo límite para hacer esta entrada lo que dura “Atom Heart Mother” (que es bastante), son las cuatro de la mañana y estoy muerta de sueño.

1 de diciembre de 2011

Hola, vengo a flotar

Si esto se ve raro, es porque estoy escribiendo desde el Writer de Windows Live.


Bueno, les cuento que voy a realizar unas modificaciones en el aspecto del blogcito… sólo para que no se extrañen si entran un día de estos y lo ven distinto.


Saludos!


Ah, y no sé cómo, pero me eligieron mejor compañera... No lo puedo creer.

19 de noviembre de 2011

El aburrimiento total

Llega una altura del año en la que estoy aburridísima y nada me sorprende... ¡OH, UNA MOSCA! ¡QUÉ EMOCIÓN! Ehh... ¿de qué estaba hablando? Ah, sí, de que ya nada me sorprende. Sigamos.


Para no aburrirme tanto, decidí aprender a andar en bicicleta (sí, recién a los doce años y medio, soy muy inteligente...), y tengo unos moretones tremendos en las piernas... Pero bueno, es parte del aprendizaje.


Enzima eztoy dezfdiada... tengo fadingitiz... pedo no voy a ezcribid azí el dezto del pozt... peddón, ya lo eztoy haziendo.


Mi familia no se aburre. Pudren sus mentes viendo Gran Hermano o Showmatch. Y no sólo debo soportarlos en el momento en que ven la serie... sino que también los días siguientes mientras muestran los "escándalos" en los programas faranduleros... El otro día tuve que aguantar a mi abuela viendo (y escuchando) la canción del churro de Don Cirio... por Dios, lo que tengo que soportar...


Ayer, mientras veían la "sentencia" de Tinellilandia, me puse a contarles algo a mi abuela y a mi prima... y no me daban bola porque estaban mirando la tele. Se me ocurrió decir algo estúpido para ver si me escuchaban.
-¿Saben que me quiero hacer mechas de todos los colores en el pelo?
Nada, ni me escucharon.
Segundo intento, un poco más fuerte:
-¿Saben que quiero un chanchito como mascota?
Nada. Tercer intento:
-¿SABEN QUE SOY GAY?
Nada, ni reacción. Me deprimen, maldición.


Lo que no me aburre tanto son mis sueños... lo más adorable que soñé en estos días fue que John Lennon era mi papá... ¡y me llevaba a la escuela! ¡A mí!! ¿No es hermoso?


Hablando de padres, mi padre verdadero sigue creyendo que tiene el disco que le robé pedí prestado... ¿No es genial que te den tan poca bolilla?


Y bueno, los últimos días del año transcurren depresivamente... Hay que esperar que me pase algo interesante.

9 de noviembre de 2011

Viendo un DVD...

... me dí cuenta que, si lloré cuando empezó la primera canción, en vivo y en directo me voy a desmayar y/o me voy a morir.


Vine a dar señales de vida y a contar que mi vida sigue a ritmo normal. 


O sea:

  •  Sigo conviviendo con mis compañeros guachiturros (que ya saben que no soporto),
  • Ahora tengo que soportar a mi familia viendo Gran Hermano y hablando de ello todos los días,
  • Llego de la escuela y sigo soportando los programas faranduleros que ve mi abuela (porque, como sabemos, a nadie le importa si a mi me da igual el hecho de que Don Cirio comience a vender churros),
  • Me harta el hecho de que ahora todos los pibes se llamen entres sí "Ehhh, guacho!",
  • Logro conciliar el sueño a las 3 de la mañana, aproximadamente, y
  • No soporto más el hecho de tener que ver a mis compañeros insoportables durante los siguientes 5 años.
Ah, y me siguen invitando a fiestas, pero no voy. Descubrí que no me gusta estar entre un grupo numeroso de gente.


Próximamente llegarán las celebraciones de navidad y año nuevo (las odio, me deprimen y me hacen sentir más vieja de lo que ya soy interiormente), lo que significa una tortura reguetonera como soundtrack si no me apuro a poner mis discos dobles. Van a tener ganas de matarme, pero bueno...


Otra cosa: Hay gente que cuenta los días... YO CUENTO LOS MESES!


♪ Hoy falta un mes menos...♫
... y tengo un mes menos para inventar una excusa, MALDICIÓN! (Ya les explicaré lo de la excusa, inocentes palomitas... Perdón, acepten que me estoy volviendo loca).

24 de octubre de 2011

¿Sueño o predicción?

Aprovechando que no tengo clases (porque es el Día de Ituzaingó, o algo así), voy a contar algo que a muchos los hace reír: mis sueños.


Los que lean esto quizás piensen que en mi casa le ponen algún alucinógeno a la comida que me dan, pero no. Una de las posibles causas es que escucho música muy psicodélica, pero no le quiero echar la culpa al Sgt. Pepper's. Lo más probable es que yo esté loca. Bueno, voy a contar el sueño-predicción.


Lo único que hice antes de dormir fue lavarme los dientes, taparme hasta la cabeza, escuchar un par de canciones (que en realidad era una, pero la escuché dos veces) y pensar en la tarea que tenía que hacer. Luego de eso me dormí.


En el sueñidicción (lo tengo que abreviar de alguna manera), yo estaba usando la computadora. Veía por la ventana que pasaban 3 guachiturras con sus celulares súper-chulos y, por supuesto, cumbia a todo volumen. Puse música desde la compu, aunque no lo hago casi nunca por miedo a que pase alguien y me tire una bomba. Hasta ahí son sucesos normales.


Miro al estante que está al lado mío, y que usualmente está lleno de CDs de Los Piojos (propiedad de mi tía)... pero tenía CDs que eran míos, ¡y yo no los pongo ahí, los tengo en una bolsita!
Los saqué protestando para volver a guardarlos en su lugar original. Algo me llama la atención...

"¡¿Eh?! ¡Yo no tengo este disco!", pensé.
Ahí razoné que era prácticamente imposible que en mi casa se les diera por ponerse buena onda conmigo y comprarme un disco... más imposible aún que fuese justamente el que yo quería pero no me alcanzaba la plata para comprarlo... (mentira, yo tenía $300 y no me lo compré porque no me dejaron, maldición... tengo que admitir la cruel realidad).


"Es un sueño, posta...". Casi automáticamente abro la cajita para chusmear... (ya que no puedo verlo en la vida real, hay que aprovechar la oportunidad del sueño). Hay fotitos... fotitos que nunca antes vi, en lugar de las originales.


Pongo el disco, en lugar de salirme las opciones para reproducirlo me sale un cuadrito de video; pero no me asusto como antes (es que, cuando recién conocía la computadora, tenía miedo a reproducir cualquier video porque una vez me apareció uno con la cara de la piba del Exorcista). Un video común, de un concierto... todo normal.


Pasa un poco el tiempo y me dedico a mi pasatiempo: buscar imágenes poco conocidas de mis artistas favoritos.
Guardo como 20...
Me voy a comer empanadas...
Termina el sueño.


Hasta ahora, ustedes se preguntarán dónde miércoles está la predicción... eso sucedió al otro día.


Una coincidencia fue que había empanadas para comer, pero no me había dado cuenta todavía que tenía que ver con el sueño.


A la tarde acompañé a mi tía a votar. Todo normal, hasta que fuimos caminando hasta la plaza de Ituzaingó... porque daba la casualidad de que justamente había 3 guachiturras con celulares súper-chulos, reproduciendo la misma canción que reproducían en mi sueño... empecé a sospechar.


Cuando vine a usar la compu, me dediqué a mi pasatiempo... y no sólo encontré las 20 fotos que encontré en el sueño, sino que también las fotos que había en la libreta del CD!


Pensando que era una predicción (aunque no creo ni en el horóscopo ni en la posición de los astros o cualquier otra estupidez), cometo el siguiente paso... entro a You Tube, me pongo a buscar videos, y... ¡oh, sorpresa! ¡APARECE EL VIDEO QUE VI EN MI SUEÑO!


Ahora hay dos opciones:


1. Que estos sucesos hayan sido sólo una casualidad, y debo vivir el resto de mi vida como si nada hubiera pasado.
2. Que estos sucesos hayan sido una señal del destino, por lo que debo esperar que mi familia se ponga buena onda conmigo Y ME COMPREN EL MALDITO DISCO.


Fin ^^

23 de octubre de 2011

Libertad de expresión

Hace poco subí una foto a Facebook donde se criticaba a los Guachipeloturros. Unas chicas que son (o eran, si no me matan el martes) mis amigas se enojaron, siendo ellas fanáticas de estos seres de poco intelecto.
Empezaron a comentar que no les gustaba y que somos unos f*rros. Viendo que iban a empezar a armar quilombo, tuve que borrar la foto.

Y es que se creen que son las que dictaminan las leyes, y que a los simples mortales nos deben gustar sí o sí las cosas que les gustan a ellas.

¡NO!

Así como a ellas les puedo haber resultado ofensivo, a mí y a otra amiga nos pareció gracioso y pudimos tener la libertad de compartirlo entre nosotras para pasar un rato alegre riéndonos de lo que decía. Como digo siempre, "el hecho de que a vos no te guste no significa que a mí no pueda gustarme, o viceversa". Lo que viene a ser, no porque a ellas les haya molestado, a nosotras nos tenía que molestar también.

Se creyeron que por decir "No me gusta" yo iba a empezar a insultarlas o cosas por el estilo, pero yo no soy así. Tendré 12 años, pero no tengo la inmadurez para discutir con una persona por estupideces como fotos o comentarios. Tengo (y he tenido) preocupaciones más importantes; y yo sé que hay gente que tiene problemas mayores a los míos.

Quizás yo sea una persona rara para los demás, pero soy así y, por más que intente, no puedo cambiar mi personalidad.
Si les gusta como soy, bien; y si no les gusta, también me parece bien; porque eso demuestra que cada persona es diferente y puede pensar lo que a uno le parezca con relación a ciertas situaciones.

Si les gustan los Guachiturros, ok, me parece bárbaro que uno tenga sus gustos; pero a mí pueden no gustarme y yo siento la necesidad de expresar lo que pienso escuchando cosas diferentes, por ejemplo, los Beatles o Pink Floyd. Y yo sé que hay gente a la que posiblemente no le guste ninguno de los dos, pero no por eso voy a insultarla ni discutir. Cada uno es como es.

Ya lo sé, mi entrada no es como las cómicas que suelo escribir, pero es que no estoy teniendo días muy buenos. Si quieren, comenten lo que les pareció. Saben que pueden decir lo que quieran, porque con su opinión me hacen ver las cosas desde un punto de vista diferente al mío :-)

10 de octubre de 2011

Esta es corta

Es momentos de bodrio total, se me ocurre sacar el teléfono y ver las casi 200 fotos de mis artistas más queridos.


-Ay...¿no son lindos?- le digo con tono de idiota a una amiga (porque odian que use mi tono de idiota, es algo a propósito).


-Sin ofender... pero la verdad que son feos.


-Bueno... comparalos con los Guachipeloturros y, en menos de un instante, se convierten en los cuatro seres más bellos que hayas visto en tu vida.




Y así es como convencí a mi amiga de que los Beatles son lindos.

20 de septiembre de 2011

El maldito profesor

Son las 9 y media de la mañana, y es sorprendente que yo esté despierta a ésta hora... pero estoy con mi amiga Agus Pérez, y compartimos los derechos de autor de éste entrada.




Bueno... vamos a hablar del profesor que más odiamos: Gasti (apodo), el profesor de educación física.


Todo bien, yo siempre odié la materia, pero me dije que éste año le iba a poner un poco de onda porque sino me la llevaba a diciembre... pero, teniendo un profesor así, es casi imposible por HDP (dice Agus).


Ni bien llegamos, nos hace sentarnos en el piso (que es una mugre)... y no le importa que no queramos y/o tengamos una pierna rota... siempre nos va a hacer sentarnos.
Luego de eso, dice un largo monólogo que dura un cuarto de hora, sobre nuestros defectos, que nos tenemos que esforzar más y perfeccionar (te hace sentir re bien el chabón). Aquí Agus me dice que te hace sentir como un idiota que va a la clase educación física al dope.


Luego, si no empezamos a jugar al volley, nos hace trotar, elongar, y todas ésas malditas estupideces que "aseguran más salud en tu vida". La mayoría no trota, sino que camina y habla de "el-chico-que-le-gusta-a-pepita", los Guachipeloturros (en algunas ocasiones)... o bien se ríen como taradas.
Y quedamos re desubicadas porque somos las únicas taradas que están trotando.


Mientras nos observa sufrir trotar, se come un Jorgito y nos mira con cara de pocos amigos. Y nos da bronca el muy maldito, se quiere hacer el copado y no se banca ni una picadura de mosquito.


A lo largo de la clase, nos indica que armemos equipos de tres personas... cuando somos 33 alumnas y sólo hay 2 pelotas (excluyendo algunas que traen nuestras compañeras).


Después disfruta de humillarnos verbalmente al momento de darnos la nota del promedio trimestral. Si te sacás un 7, te va a decir que podés hacer más esfuerzo, que esperaba más de vos... si te sacás un 6, lo decepcionaste... si te sacás un 5, sos una tarada... lo peor es que a nuestros compañeros (varones) no los trata así... ellos gozan de una clase tranquila, sin límites idiotas.


A veces nos manda al quiosco de arriba a comprarle una Coca-Cola, papas fritas... NOSOTRAS NOS MORIMOS DE HAMBRE, MALDICIÓN!!
Ejemplo: estábamos haciendo abdominales (teníamos que hacer 35 para sacarnos un 7), y éste mediocre disfrutaba de unos caramelos de frutilla (son lo más... ¿cómo no te van a dar ganas de encajarle una piña en la jeta y sacarle los caramelos?)


¿Cómo hice para sacarme un 7? Yo ni pensé que iba a ser posible, porque soy menos elástica que un pedazo de madera... pero pensé: "hacelo por el recital... sino, chau Roger Waters". Me puse las pilas. Encima contaba cuántos hacía, y te metía presión. 
Yo hacía: "-24... (Roger)...25... (Waters)... 26 (River)...27... (maldición, dale que sino me lo pierdo)..."


Agus dice:
-Dale, dale... hacelos, dale...
"La CDTH, vení a hacerlos vos a los 60 abdominales, maldito gordo..."


Creo que lo empecé a odiar más el día de ayer... cuando nos pedía los cuadernos de comunicados para pasarnos las notas (resaltaría mi hermoso 5... mi primer desaprobado). Como yo no encontraba el maldito cuaderno, fui a dárselo 20 segundos más tarde... cuando se lo estoy por entregar, me mira con cara de amargado (bueno, nació con ésa cara), y me dice de una manera violenta:
-¿PODÉS ESPERAR? ¿NO VES QUE ESTOY FIRMANDO?
(Minga que te voy a dar el cuaderno ahora, tarado...)
Y resulta que no le dí el cuaderno. Me sentí rebelde, no sé por qué.


Lo peor son las llegadas tarde.
Puedo tardar acomodando las cosas de la mochila, puedo tardar sacando la bicicleta (en el caso de Agus... yo no sé andar en bici)... puede tardar en llegar el colectivo... pero si llego tarde, ES MI CULPA. Y el muy desgraciado te lo echa en cara...
"-¿Otra vez tarde? ¿Qué dijimos de la puntualidad?"
Hasta hay veces en las que llegamos temprano y él es el idiota que tarda mucho acomodándose sus anteojitos de sol marca "La Salada" o maquillándose...


Lo odio. Tiene la facilidad para hacerte sentir que sos un ser que no vale nada sólo porque no te sale bien un maldito saque; o que tu palabra no vale nada... porque él es la autoridad máxima, lo mejor de lo mejor, la persona suprema que allí está presente... y muchas otras cosas que no tengo ganas de decir...


(Emm, nos estamos durmiendo arriba del teclado, así que vamos terminando...)


Nos despedimos con un simple "dejá los ñoquis y el postre, si es necesario... y vení a correr conmigo 7 minutos, a ver si aguantás...", palabras de Agus.


En mi opinión, un día nos vamos a rebelar y vamos a destruir el gimnasio... así.

7 de septiembre de 2011

Cosas que debo hacer antes que termine el año:

• Conseguir auriculares que no se me destruyan en 4 meses (yo tengo la maldición de los auriculares; siempre me deja de funcionar uno que es CASUALMENTE del que sale la música, y me quedo escuchando la voz del que canta. Ahora, si es un instrumental, nomás se escucha el fondo).


• No perder los cinturones.


• Revisar cada una de las solicitudes de amistad del Facebook, la mayoría de personas que jamás en mi vida conocí.


• Recordar que el "^^" se hace con Alt+94.


• Dejar de ver videos de recitales de los '70 con luces muy epilépticas.


• Recordar que el recital que voy a ir a ver el año que viene posiblemente tenga luces muy epilépticas; por lo que, viendo éstos videos , estoy ensayando para lo que me sucederá en la vida real (excepto que en la vida real posiblemente me desmaye, claro).


• Encontrar algo interesante para hacer en la hora de Informática (usualmente no hacemos nada).


• Convencer a mis compañeros para que me dejen de gritar "¡EEEHHH, GEREZ!" cuando están al lado mío.


• Analizar las letras de cada una de las canciones que escucho.


• Levantarme temprano por lo menos todos los días durante una semana (eso es casi imposible).


• Acordarme cómo se tocaba "Yesterday" y aprender el resto de "Wish You Were Here".


• Aprender a tocar la guitarra con la manijita ésa que está cerca de las cuerdas y que no sé cómo se llama pero que hace que el sonido "se distorsione", por decirlo de alguna manera.


• Definitivamente, APRENDER A TOCAR LA GUITARRA.


• Conseguir un apodo definitivo (tuve chiquicientos; ya pasé por Jarri, Guoters, Beatle, hoy me dijeron Floydi... ninguno de ellos dura más de dos semanas).


• Convencerme de que salí bien en alguna foto.


• Convencer a mi tía de que, si quiero ser fotógrafa, NECESITO PILAS PARA LA CÁMARA.


• Ver completo el video de una hora y media que tengo en el teléfono sin trabarme en los momentos en que alguno de los integrantes de la banda pone cara linda y repetirlo 50 veces.


• Ir a un local de ropa y conseguir algo decente.


• Dejar de ponerme el despertador a las 8 de la mañana para posponerlo para una después; así sucesivamente, hasta que se hacen las 10:30 y me tengo que levantar.


• Dejar de pararme adelante de la estufa aunque esté apagada.


• Dejar de poner a cargar el celular cuando le falte 1 de las 4 rayitas.


• Convencerme que el olor del insecticida NO es rico.


Dejar de hablar sola cuando se corta la luz.


• Ir a un cumpleaños.


• Ahorrar más de $100 y NO gastarlo en un CD... otra cosa muy difícil.


• Cortarme el pelo.


• Cuando le cuento a alguna amiga sobre algún cantante, escribir su nombre como realmente es, y no como se pronuncia. Ejemplo de cómo se los escribo: Shon Lennon, Pol Macarni, Deivid Guilmur, Rosher Guoters, Shorsh Jarrison, Ringo Estar, Richard Gurraigt (él era difícil), Nick Meison...


• No usar mi mano como un anotador.


• Decirle a mis amigas que me dejen de joder con el "¿Cómo va a ser tu fiesta de 15?" porque NO QUIERO FIESTA.


• No decir "No, mejor vamos a subir abajo" cuando alguien dice "Subamos arriba".


• Recordar callarme cuando estoy grabando algo de la tele.


Intentar hacer un buen post.

1 de septiembre de 2011

Lo más horrible que me puede suceder en éste momento es tener a mi prima atrás mío escuchando a los Guachitrolos.


Adiós.

29 de agosto de 2011

Exclusivo

Hoy entro a éste blog antes de ir a educación física (que, por cierto, odio) sólo para contarles el horror que sufrí:




A las 8 de la mañana yo estaba durmiendo tranquilamente, cuando, de repente, despierto por un maldito grito de...




GUA-CHI-TU-RROS!!


Maldito sea el tono del despertador de mi prima. Ni siquiera se despertó.


Después de eso no pude dormir. Y me levanté antes de lo usual, por eso estoy usando la computadora.


Tendré un día horrible, lo presiento... maldición.


Que todo el optimismo que tenía hasta hoy esté de su lado (que se transmita de las palabras hasta ustedes).


Ah, también opinen sobre si está bueno el dibujo que hice para plástica. Fue una manera fácil de gastar mi lápiz negro.


Buen día.




20 de agosto de 2011

Día del niño

Cuando era chiquita, esperaba con mucha emoción el día del niño. Siempre me despertaba muy temprano y hurgueteaba donde guardaban las bolsas con los regalos (con el tiempo, fui descubriendo dónde las guardaban, y cada año olvidaban cambiar el escondite) para ver si me compraron lo que yo quería.


Como era fin de semana, yo estaba en casa de mis abuelos (ahora vivo ahí) y mi mamá me llamaba por teléfono... todo era muy lindo. Mi prima venía y jugábamos con lo que nos regalaban. 
Una vez nos regalaron a las dos la misma muñeca, y teníamos que coserles lentejuelas a los vestidos para diferenciarlas! 


Lo mejor era el día siguiente, el lunes, cuando ibas a la escuela y exponías el/los regalos frente a tus amigas... Y la maestra nos hacía escribir sobre nuestro fin de semana (todos contábamos lo que nos regalaban y cómo la pasamos el día del niño) y nos daba una fotocopia para colorear.


Ahora todo cambió.


La otra vez una compañera me preguntó:
"¿Vos qué vas a pedir para el día del niño?"
La pucha... ni siquiera me acordaba que era el día del niño!!


"Ni idea, porque me dicen que ya no soy una niña" mentira, soy niña hasta los 18 años! "Y vos, ¿qué vas a pedir?"
"Un teléfono táctil con cámara con flash, Facebook y todo eso".
Pasa que se quieren hacer todos los "yo-tengo-más-plata-que-vos" y andan presumiendo:


"A mí me van a comprar una Wii"
"A mí un BlackBerry"
"Ay, a mí me van a regalar algo mejor: un montón de plata para después comprarme lo que yo quiera!"


"¿Y vos, Guoti?", ya me encontraron un apodo mejor que "Gerez".
"Yo no tendré ni Wii, ni BlackBerry ni plata...voy a esperar a que llegue el día"


9 de marzo, TE ESPERO.


Igual, jodí tanto a mi tía para que me comprara las entradas, que no espero ni un mísero cuaderno.


El día del niño haré la tarea... sí.




Feliz día para los niños, y para los que tienen un niño adentro!

18 de agosto de 2011

Ayer fue un día casi normal...

...hasta la segunda hora.


Todo sucedía normalmente. La profesora estaba haciéndonos autocorregir la tarea; mientras los molestos molestaban y los que la hicimos bien hacíamos pavadas. Yo estaba tratando de pasar lo de "Historias no coherentes" a un cuaderno.


"¡Oh! Me llegó un mensaje." Sí, siempre digo "Oh".


Creo que mi cara de felicidad delató todo. Me quedé con la boca abierta.


"¿Qué pasó? ¿Mataron a los Guachiturros?" me dice mi amiga.


Todavía estaba que no me podía mover de la alegría.


"¡¡ME COMPRARON LAS ENTRADAS!!"


Me doy vuelta y le aviso a otra amiga:


"¡¡SPONGE!! ¡¡ME COMPRARON LAS ENTRADAS PARA VER A GUOTI!!"
"Zarpado!"


Y así es como estuve todo el día con cara de idiota. Y no sólo cara de idiota, sino de idiota emocionada.


No pueden creer que voy a ir a ver a Roger Waters. Yo tampoco lo puedo creer.


Hoy todavía tengo cara de idiota emocionada. Y la tendré así los próximos 7 meses.
Los posteriores, también.

16 de agosto de 2011

Relato farmacéutico

(Éste se lo prometí a Mechi. Mejor tarde que nunca!)



Creo que fue en 2006, cuando yo todavía vivía en Capital. Era un día que mi mamá no trabajaba. Me vino a buscar a la escuela, y nos fuimos a pasear por Flores (que, a decir verdad, no es un lugar muy hermoso para pasear).




Entramos a un Farmacity.


Además de ser un conjunto de cosas bellas y atractivas para comprar, ocurrió algo malo. Y creo que fue mi culpa.


Mi mamá se detuvo en la sección de maquillaje, y yo me dí cuenta que había una parte que decía "Probador". Y... ¿qué niña de siete años se perdería la oportunidad de probar maquillajes caros (más si son gratis)? Me probé una sombra lila.


En eso, pasa la mina que era la guarda de seguridad, y me dice:


"Eso no es para nenas...". Mi mamá me susurraba "No le hagas caso, vos probá que por algo dice 'probador'". Le hice caso a mi mamá.


La mina seguía diciendo que eso no era para nenas, y seguía parada ahí esperando que yo dejara eso.


Cuando terminé, nos fuimos a recorrer otras góndolas. Y LA GUARDA NOS SEGUÍA. Por cada góndola que pasábamos, iba pasando la mujer.


Cuando fuimos a pagar, mi mamá me dijo "andá a sacar las cosas del casillero". Y, cuando terminó de pagar, LA GUARDA SEGUÍA AL LADO DE ELLA.


"¿VES ÉSTO? LO PAGUÉ!!!".
Y nos fuimos.


¡¡Ahora ya sé de por qué soy tan impulsiva!!




Sé que ésto no tiene nada que ver con lo anterior, pero siento necesidad de decirlo...


¡ODIO TICKETPORTAL!
¡ODIO LIVEPASS!


Ya terminé con mi corta entrada. Es que tengo poca inspiración, o la que me queda la utilizé con una amiga haciendo "Historias no coherentes". Y la tinta que me quedaba de la impresora, creo que también se acabó...

30 de julio de 2011

27 horas...

...sin luz. Se nos cortó el día de la maldita tormenta!

Yo no me había dado cuenta de cómo estaba el cielo, sólo recuerdo que estaba viendo un video buenísimo, y que me suena el ruidito del Messenger, una amiga me dice "viste lo que pasó?". Yo pensé que mataron a alguien...
"No, qué pasó?"
"Mira afuera"
Veo el cielo todo negro y me asusto como nunca en mi vida!! Salgo a ver qué pasaba. Caían las paltas del árbol, estaban todos afuera... me vuelvo a la compu para ponerme un saco e ir a ver... oscuridad total.

"Los CDs!! El MP3!! Los videos!! Un momento... ESTOY VIVA??" fueron mis pensamientos, que en realidad fueron gritos. Como no vi luz, me convencí de que no morí y pude abrir la puerta. Vi que se le voló el techo de la casa a los vecinos. A los pocos segundos llega mi tío del trabajo, empieza a caer granizo y corremos todos a tapar el auto. Y la luz cortada, por supuesto.

La primera preocupación: el motor. Si nos quedábamos sin agua... no sé qué podía haber pasado. Lo importante era que nos quedábamos sin agua. Y que se nos iban a pudrir las cosas de la heladera.

Pero lo soporté, no me aburrí tanto. Prendimos velas y se me ocurrió ponerme a escribir en un papel las cosas que escribiría hoy aquí. Pero no veía ni donde estaba la birome. Me puse a pensar:

"Yo sabía que me tenía que pasar ese concierto de los Beatles al celular por si se cortaba la luz!! Y no lo hice!!".


Me hice un capuchino (yo lo escribo así) en la oscuridad.
Leí con la linternita que tiene el chispero.
Escuché música (6 discos en total). Y se me acabó la batería del MP3.
Comí fideos en la oscuridad.
Escuchamos "Radio 10" desde la radio a pila de mi abuela.
A las 11 me preocupé porque no llegaba mi tía y no me atendía cuando la llamaba porque SU TELÉFONO NO TENÍA BATERÍA.

Salí a esperarla con mi abuelo en la oscuridad. Me morí de frío. Y LOS GUACHITROLOS ESTABAN EN LA ESQUINA!!

No importa si llueve, truena o se acaba el mundo, los Guachitrolos siempre estrán en la esquina fumando sustancias extrañas y escuchando cumbia barata. Algún confín de mi mente me decía "Ve y mátalos, Agustina!! Es tu oportunidad, debes hacerlo!!". Matar...matar...matar... matar? Luego de repetirlo perdió sentido, y la idea se borró de mi mente.
Finalmente mi tía llegó sana y salva.


Me fui a dormir.


Al otro día, la luz todavía no había venido. Pasé mi día dibujando, escuchando música (el celular es la alternativa de mi inseparable MP3), pasando los pedazos de cera que me quedaban de las velas por un papel para luego ver el "efecto transparente", e intentando escuchar las historias de mi abuelo.
Pasa que mi abuelo me cuenta cosas y no se da cuenta que no entiendo un demonio de lo que me dice! Lo único que distinguí de su charla fue: Peronistas, Radicales, Evita, mi tío no-me-acuerdo-el-nombre y elecciones.


No sabíamos si creerle a los chinos del Argenchino o a los que estaban arreglando los cables (es que se cayó un árbol y tiró todo). Los chinos decían que luz volvía a las 5, y los que arreglaban, que volvía a las 8:30.
A las 5 no volvió. Esperamos más (otro capuchino en la oscuridad). Escuchamos "Radio 10" otra vez.


A las 8:30 tampoco volvió... fuimos al patio esperar. Hasta que, lentamente y cuadra por cuadra, la luz apareció.


Lo primero que hicimos fue prender el motor y la tele.



23 de julio de 2011

Viajar en Capital

Vieron (o leyeron, en su caso) que ayer fui a la Feria del Libro? Estuvo buenísima, aunque no me compré nada (lo bueno de no haberme comprado nada es que me quedé con los $100 que me dieron para cubrir gastos). Lo malo fue el viaje. Les cuento? Aunque me digan que no, les cuento igual...

Fui con una amiga y su mamá (aclaro: la mamá, Pato, es amiga de mi tía, y yo soy amiga y compañera del cole de su hija, Agus Pérez -que es un seudónimo-). Fuimos caminando hasta la estación de Padua, que nos queda cerca. Eran las 11:30, más o menos, cuando tomamos el tren. ESTÁBAMOS EN LAS PUERTAS DEL INFIERNO: al lado de la puerta que da al furgón. Bien apretadas, por supuesto.
Además, nos llegaba un hermoso olor a porro... nos preguntábamos si saldríamos de allí con los efectos. Gracias a Dios, salimos normales.

En Once, tomamos el colectivo (no me acuerdo cuál), y, como había dos asientos libres, me senté con Agus y charlamos del territorio porteño. A ella le gustaba; en cambio, yo lo odiaba. En un momento, suben dos mocositos malcriados, de más o menos 5 años, y protestaban porque no había asientos. Nosotras no les hicimos caso. 
"Paaaaaaaaaapiiiiiiiiiiiii, nezezito zentarme. Dezilez que noz den un aziento, pod favoooooooooood!! Me duelen miz piez...", eran insoportables. Les dolían los pies y habían subido hace 15 segundos. Nosotras viajamos paradas con los faseros y no nos quejamos! No sé quién hacía más escándalo: la nena o el varón. Entonces una vieja (no sé si lo era, pero se veía vieja), reclamaba en voz alta:
"Ahí hay dos pibas sentadas que deberían darles el asiento..."
Nada. Vieja metida, ¿para qué nos critica?
"Porque hay gente que de verdad necesita los asientos..."
Me paré un segundo, sólo para darles ilusión a los mocosos y revisar si alguien que lo necesitara de verdad estaba en la espera. La embarazada estaba sentada, el viejito estaba sentado... yo me volví a sentar; no sin antes hacerle una sonrisita cínica a la vieja, diciéndole con la mirada "los que tienen menor capacidad de movimiento están sentados... no se queje!"
"Qué gente desconsiderada... los que necesitan el asiento están esperando mientras que los demás van muy cómodos"
Me estaba por enchufar los auriculares y cerrar los ojos, pero Pato nos avisó que en la siguiente parada bajábamos. E hice una de mis maldades: miré a una chica, y le dije "vení... sentate". Le dí mi asiento, y la chica viajó cómoda. Yo quedé semi-feliz, porque al asiento de Agus lo agarraron los mocositos. Pero se sentaron los dos en ése y se venían peleando. "PAPIIIIIIIII, NO ME DEJA LUGAR!!". Cuando le dí mi asiento a la chica, la vieja me miró con una cara de bronca... yo susurré "Señora, hay maneras más corteses de pedir asientos... la suya no fue una de ésas". No sé si me escuchó. Al bajar, le hice otra sonrisa descarada. Sé que abrí bien los ojos, mi cara fue más o menos así:
(De verdad, cuando vi ésta foto pensé que serviría de ilustración para éste momento. Lástima que se tapó la sonrisa, sino hubiera sido más ilustrativa)


No voy a contar todo lo que sucedió en la feria, porque se aburrirían. Con saber que no compré nada, les basta. Y con que me cansé de ver niños, TAMBIÉN.