20 de diciembre de 2010

Terminaron las clases! Y no significa que deje de quejarme!

Terminaron las clases! Ya me cansaba de hacer gimnasia abajo del sol infernal!!
Yo siempre me quejé o de mis compañeros que escuchan reguetón o de cosas de la escuela (que tenían que ver con mis compañeros reguetoneros), pero todavía hay temas de los que me tengo que quejar (por suerte, porque éste blog tiene, en su mayoría, quejas). 
Pero encontré, afortunadamente, otros temas: hoy entré a una página que se llama Grooveshark y que sirve para escuchar música online (Buenísimo, me cansé del Ares!) y qué se yo. Encontré a Duran Duran,muy lindo. Pero... ¡NO ENCONTRÉ A LOS BEATLES! No puede ser, pensé, no pueden no estar! Pero me dí cuenta que no estaban, que no era una ilusión óptica. Entonces me decidí a subirlas.
Tras esperar 20 minutos a que vuelva internet y descargarme el Java (que no sé para qué sirve), pude subir las canciones.
"Seleccionar carpeta, seleccionar archivos, finalizar... ERROR". ¿CÓMO "ERROR"? MALDITO INCULTO! QUÉ TIENE EN CONTRA DE LA MÚSICA? SI BUSCO REGUETÓN Y APARECE! 


Otro motivo de queja para mí son los domingos. Los odio más que a cualquier día. Porque estan todos de mala onda, se pelean porque no me gustan las arvejas, por el sabor del helado... iba a hablar del helado que compramos hoy. Era 1 kilo y entraban 4 gustos. EL ENEMIGO ELIGIÓ LOS GUSTOS!! Bananita Dolca (ése era pasable), vainilla (aburridísimo), frutilla que contenía pedazos de frutillas y destrozaban mis dientes por el frío y porque tengo una sensibilidad dental que no te cuento, y sambayón (que no quise comer porque me cae mal a la noche).
Volviendo a los domingos, me dan ganas de tener un lanzallamas (las personas que me conocen saben que siempre quise un lanzallamas), abrirles la cabeza, quemarles el cerebro, ponerles uno nuevo y que me traten con buena onda. Y que acepten que soy medio hippie porque escucho música medio psicodélica y que me resulta cómodo tener 5 anillos en la mano izquierda y 5 pulseras en el brazo derecho (que hacen un lindo sonidito que, cuando muevo el brazo, no me deja dormir), y que soporto el óxido que tiene un anillo de vidrio azul! También que la paso mejor en mi pieza leyendo artículos periodísticos que salir afuera a hacer quilombo y pelearme con mi prima. Efecto Dominó: voy a hablar de lo que quería mi prima recién.
-¡TOCTOCTOCTOCTOC! (leer como si tocaran la puerta enérgicamente)
-Ya voy, estoy escribiendo.
-¡TOCTOCTOC!
-Bueno, ya voy (abro la puerta)
-Agus me prestás tu celular?
-Para qué lo necesitás?
-Dale nena, prestámelo!
-PA-RA QUE LO NE-CE-SI-TAS??
-Para usarlo de linterna.
-El celular de la abuela tiene linterna.
-Bueno, pero quiero el tuyooo!
-Pero para qué lo querés flaca??
-Para alumbrar acá que sino no veo nada.
-O sea que lo querés PARA ALUMBRAR EL BAÑO??
-Y syyy (porque tiene una pronunciación asyyyyy)
-No, se te va a caer en el inodoro. Dejá la puerta abierta y se ve igual.
-Ufffffffffffffffffffffffffffffffff
-<Me va a hacer bolsa el celular> Pienso.
-PAAAAAFFFFFFF (leer como si la puerta se cerrase enérgicamente)


Explicación: ella es que toca la puerta (la que habla primero) y me pide el celular para ir al baño. Yo no se lo presto porque es probable que se quede jugando a los jueguitos o que se le caiga por el inodoro, y no lo puedo permitir porque mi celular es mi gema invaluable y carísima (igual que mi MP3 que cambio en Navidad por MP4, pero le seguiré diciendo MP3).
Un día no se prestaré nada, tendrá que ganárselo. O dejando de escuchar a ésos puelto liqueños de los reguetoneros, o escribir de una manera decente, o degustando la canción Magical Mystery Tour. No todo es gratis! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^