30 de diciembre de 2010

Paseo por la carnicería

Hoy fui con mi tío y mi abuelo a comprar carne para año nuevo (que no voy a comer porque no voy a estar para año nuevo en la casa de mis abuelos, sino que lo voy a pasar con mi papá) a Súper Vea. Todo porque vimos una propaganda a las 17:00 que decía "OFERTA DEL MIÉRCOLESSSS: DESCUENTO EN CARNESSSSS HASTA EN UN 50% (creo que era así)!! EL KIIIIILO DE CUADRADAAAAAA PARA MILANESSSSSSA A SÓLO $13,50, TAPA DE ASSSSSSSADO A TAN SÓLOOOO $15!! APROVECHE LA OPORTUNIDAAAAAAAAAD!" con la insoportable músiquita navideña de fondo. En fin, fui sólo porque estaba un poco aburrida y no podía meterme a la pileta porque tengo el oído tapado. O tal vez fui para escuchar música en el viaje.

Llegamos al Vea más cercano, entramos con changuito y todo, y al llegar al sector de la carne había un cartel medio trucho y fotocopiado que decía: "Clientes: De la barata de carne sólo quedó rosbif (te lo juro, decía así)..." y no me acuerdo lo demás que quedaba. Sólo recuerdo los trozos de carne empaquetada con sus paquetes medio abiertos, un lechón (pobrecito!) que salía $103 y chorizos que no tenían muy buen aspecto. Resignados, nos dirigimos a la carnicería "La Rural" cerca de la plaza de Ituzaingó.

Estacionamos un poco lejos.

Entrabas a la carnicería y había un olor de animal muerto (obviamente, tenía que estar muerto) insoportable. Aparte estaba lleno de gente.
Y, no sé por qué, pero SIEMPRE hay cerca de donde exhiben la mercadería un charquito de agua. Tener cuidado de no pisarlo era importante.
Número 6 teníamos nosotros, iban por el número 94.
Me aburrí y busqué formas de divertirme en el mínimo espacio donde estaba parada (de 10x10 centímetros, aproximadamente).
Tenía en la mente canciones de rock re copadas, y me dieron ganas de bailar (cosa que no hago NUNCA, será por la magia de Los Beatles?), pero me limité a mover los pies muy despacito para no quedar como desubicada.
Luego se me ocurrió algo divertido: ver lo que la gente pedía e imaginar qué platos se cocinarían con eso. Ejemplo: "Dame un kilo de picada", yo pensaba "Será para hacer empanadas o patys?". Con eso me copé un rato.
Número 00, seguíamos esperando. Cuando me aburrí de mi juego, se me ocurrió ponerle nombres a las secciones donde se exponía la carne para que los clientes eligieran lo que les parecía mejor. 
Estaban las secciones "Los más pedidos", "Selección asado para fin de año" y "Lo que nadie pide". En la última se veían sesos, lengua y salchichas (que parecían caras, por eso no se vendían mucho).

Cuando me doy cuenta que había un carnicero papando moscas, uno tratando de entender a un viejo medio tartamudo, el gerente que los tenía cortitos y cuatro que estaban en actividad (el gerente tenía cortitos a los que estaban en actividad), se me vino una escena de un disquito poco conocido de Los Beatles, "The Butcher" o "Yesterday and Today" (quedaba mejor "The Butcher" para ésa escena), los cuatro carniceros enredados en los pedidos de carne.
Sólo les faltaba estar en pose, tener los delantales impecables y los muñecos descuartizados. Podían hacer una banda tributo!! Pero era un poco imposible porque los 4 activos tenían cara de pocos amigos y el que estaba papando moscas se parecía un poco a Paul McCartney (no me caía bien porque no ayudaba a sus compañeros)(EL CARNICERO ERA EL QUE NO ME CAÍA BIEN! No se confundan).

En fin, volvimos a casa, lo último que escuché al entrar al auto fue a mi abuelo diciendo "Está muy pesado, se va a romper, teníamos que traer otra bolsa...", hasta que se fué distorsionando mientras sonaba para mí HELTER SKELTER!!


                                         "The Butcher"

1 comentario:

  1. Busqué la tapa en internet y estaba abajo de todo...
    Muy bueno Agus!

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^