24 de diciembre de 2010

En vacaciones...

...tengo mucho tiempo. Cosa que me hubiera gustado cuando tenía clases. Recuerdo cuando tenía clases. Me quedaba hasta tarde haciendo un trabajo práctico (que era grupal pero que redacté yo sola!) de Ciencias Sociales, y me quedaba con ganas de usar la compu, pero me tenía que ir a dormir.
Ahora, en vacaciones, son las 2:30 de la mañana y me puedo quedar escribiendo.

Con todo el tiempo que tengo puedo usar la compu, meterme a la pileta... Meterme a la pileta, así no muero de calor. Uso la compu a la noche, porque hace menos calor, mi prima está con sueño y no me taladra con el clásico "ME PRESTÁS TU NOTEBOOK?"
Hablando de las vacaciones, se viene Navidad, fin de año... Me deprime Año Nuevo. No sé por qué, pero desde que era chica que me deprime! Nunca supe si me asustaban los chabones tirando cohetes o me impresionaba ver todo desde el techo de la casa de mi abuelo paterno (me impresionaba porque parecía que me iba a caer del techo!).

Mañana es Noche Buena. NOCHE Buena, porque el día es un quilombo:
"Hay que comprar carbón", "Viene o no Bety?", "Ya tiene que estar la carne!", "Y el jugo para Agus?". Discusiones que, año tras año, escucho con diferentes remixes.

Otro problema es la ropa en Noche Buena-Navidad. Siempre tenemos que lucir lindos, elegantes, presentables... NI QUE VINIERA UN DISEÑADOR A VER SI VESTIMOS BUENOS COLORES! Y tengo razón, estamos todos en familia, tenemos que hacer una huelga: "Porque si yo quiero en Navidad me visto de linyera". Está bueno para todos los que odian arreglarse al divino botón.
Tambien las quejas en cuanto a la vestimenta... "Agustina ponete un pantalón más lindo!".
Un problema más, la música que vamos a escuchar: a mi tía le da igual, mi tío escucha heavy metal, mi abuela escucha el programa de Dolina, mi prima escucha cumbia, yo escucho Los Beatles... Mis gustos musicales me traen problemas para mi cumpleaños el año que viene: todos van a reclamar reguetón y yo les voy a rebanar la cara con el disco de Dady Yanqui.

La ensalada rusa... quiero escuchar las originales críticas que me hacen cuando esté sacando meticulosamente las arvejas de la ensalada.
Bueno, gracias a todos los que leen mi Blog dándome un motivo para seguir paveando. Feliz Navidad y saludos!


3 comentarios:

  1. Jaja, cuando eras chiquita te comías las arvejas de la lata!! No se que te pasó luego!

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasaba lo mismo!!! Por suerte este año, luego de trabajar, me pude ir de vacaciones a uno de los mejores hoteles en los cabos, donde pude pasar unos días sin ese sentimiento típico de las vacaciones en casa!!

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^