9 de noviembre de 2010

Colectiveros

Colectiveros...muchos me caen más que mal!! Tengo muchas anécdotas, y desde que era chiquita!
Hoy tenía que escribir sobre la mala ortografía de la gente, pero, debido a mi ira, lo tendré que posponer.

Cuando era chiquita, no me acuerdo cuántos años tenía, me estaba por bajar del colectivo con mi tía (yo siempre viajaba con ella), pero por la parte por la que se entra. ¿Conocen las máquinas para sacar boletos? Bueno, en ese colectivo (del año del pomo) era un aparato enorme, con un gran mazacote metálico colgando de la parte de abajo. Cuando va a parar el "bondi", yo me paro cerca de la máquina, y para no caerme me agarro de la pierna de mi tía. Cuando frenó, ésa parte enorme de la máquina de boletos se me cayó en la pierna. ¡¡AY!! Soportando el dolor y la ignorancia del colectivero infeliz, que sólo decía "fue un accidente", "no se enoje señora, no tengo la culpa"; me bajé del transporte con tanta bronca que era capaz de incinerar el colectivo, a pesar de mi corta edad.


Tengo anécdotas de éste año; una de ellas fue en verano. Volvía del consultorio donde visito a mi psicóloga, y se largó una lluvia torrencial, ¡tremenda para el verano! Y yo, en la vereda de enfrente de la parada de bondis, aguantándome el frío (para colmo hacía un frío de morirse y yo no tenía saco), cuando viene el colectivo. Mi tía se cruza a la parada y para el colectivo, y le dice al colectivero que espere porque yo tenía que cruzar todavía. Finalmente entramos al vehículo, y cuando vamos a poner las monedas en la máquina de los boletos, el odioso colectivero nos pregunta con voz de idiota: "Están mojadas las monedas?" Yo le quería decir "¡Hola! Venimos de una lluvia torrencial y estamos empapadas, ¿CREÉS QUE LAS MONEDAS VAN A ESTAR SECAS?" Pero no lo dije porque nos iba a bajar con cajas destempladas. Nos dió una gamuza y nos hizo secarlas.
Otro caso de éste año fue otro día de lluvia, cuando íbamos a bajar del colectivo, tocamos el timbrecito, gritamos dos veces PARADA, y el chabón no paraba. Hasta que un chico que estaba sentado adelante le dijo al colectivero "Che, master, se quieren bajar". Conclusión: nos dejó una cuadra lejos de nuestra parada.


Hoy sucedió otra vergüenza colectivera: llovía y el muy infeliz (no es necesario aclarar que era colectivero) nos paró en un charco.


Mi tía no soporta cuando ella dice "Buenos días" y el tipo no le responde. Se asegura de registrarlo en su mente para no volver a saludarlo.


1 comentario:

  1. Jajaja!!! Buenísimo Agus! Hoy me pasó de nuevo: "Buen día" a lo que recibí por respuesta: "Cri, cri, cri..."

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¿Si? =) Gracias! ^^